•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Unas 20,000 personas procedentes de El Salvador solicitaron asilo o refugio en Nicaragua en 2014 debido a las amenazas de las maras, aseguró ayer Celia Medrano, de la Fundación Cristóbal de ese país, a la agencia de noticias EFE, durante la primera jornada del II Seminario Internacional sobre las Migraciones, realizado en la Universidad Centroamericana (UCA).

La cifra se basa en datos de la Fundación Cristóbal. Según Medrano, Nicaragua es uno de los destinos elegidos por los salvadoreños que huyen de su país por la violencia.

“El crimen en Nicaragua no tiene un índice tan grave como el que ya es evidente en Honduras o Guatemala, eso hace que sea vista como un lugar donde los salvadoreños piensen en ponerse a salvo”, dijo Medrano a EFE.

Sin embargo, estando aquí los salvadoreños no encuentran condiciones económicas, por lo que viajan a Costa Rica o a Panamá, expresó Medrano.

“Salen familias completas: padre, madre, abuela, tía, quienes toman la decisión de llevarse a todo el grupo familiar y poder salvarse”, agregó.

NIÑOS MIGRANTES NICAS

Durante el II Seminario Internacional sobre las Migraciones, titulado “Por una cultura de hospitalidad en un mundo más justo”, se abordaron ayer varias temáticas relacionadas al fenómeno migratorio.

Hoy está previsto que Ramona Pérez, antropóloga y directora del Centro de Estudios Latinoamericanos de la Universidad Estatal de San Diego, aborde el fenómeno de la migración infantil.

De acuerdo con Pérez, pese a que los niños nicaragüenses que viajan solos hacia Estados Unidos son una minoría respecto a sus pares de la región, la cifra de los nacionales que emigran al país del norte va en aumento.

Pérez, quien trabaja de cerca con infantes que cruzan la frontera entre Estados Unidos y México y son recibidos en albergues, añadió que la cifra de nicas está subiendo “poco a poco”. “Creo que los niños de Nicaragua van más a Costa Rica”, indicó.

La especialista ahondará sobre las motivaciones de los jóvenes, adolescentes y niños que viajan a Estados Unidos en busca de mejores oportunidades. “Niñez perdida: una discusión sobre los menores emigrantes de México y Centroamérica”, se denomina su ponencia.

Datos de la  CBP (Customs and Border Protection), del Departamento de Seguridad de Estados Unidos, revelan que en 2014 solo 57 niños nicaragüenses sin acompañantes fueron detenidos en la frontera sur de Estados Unidos. La cifra resulta muy baja al compararla con los 11,436 salvadoreños o los más de 15,000 hondureños que entraron en el mismo período.

Pérez recordó que “los albergues en Estados Unidos empezaron a crecer después de 2010. En la actualidad hay siete albergues en San Diego solamente para niños”.

NICAS SON MAYORES

Contrario a los salvadoreños y hondureños, los nicas que atraviesan la frontera son mayores de 15 años, dijo Pérez, quien tiene 10 años trabajando en la frontera de Tijuana y en albergues de San Diego.

La especialista manifestó que al llegar a Estados Unidos, el niño o la niña puede alegar que tiene familia o que ha sufrido de violencia sexual, física o de inseguridad en su país, de modo que inicia un proceso para legalizar su estadía.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus