•   El Viejo, Chinandega  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

La Policía Nacional continúa hoy en el rescate de cientos de personas de una secta religiosa que permanecían hacinadas en un campamento de la comunidad costera de Mechapa, municipio de El Viejo, en Chinandega, tras ser convencidas por sus líderes religiosos de la venida del fin del mundo y de que serían “raptados” por Dios en los próximos días.

Entre los integrantes de la secta denominada “Libres pero prisioneros de Cristo”, hay personas originarias de Guatemala, El Salvador y Honduras, además de nicaragüenses, pero al momento que la brigada especial de la Policía que inició el rescate y desalojo de las familias, no se encontraban los líderes de la agrupación.

El capitán de la Policía Victoriano Ruiz Urbina, quien lidera el operativo y las investigaciones del caso, se hizo acompañar de una brigada médica y de representantes del Ministerio de la Familia, aseguró que podría tratarse de un caso masivo de trata y tráfico de personas.

De manera preliminar las autoridades revelaron que los líderes de esta secta son seis hombres que hasta el momento solo han sido identificados como “pastores”.

La Policía levantó anoche del campamento a las primeras 117 personas, entre ellas 75 niños de meses de nacido hasta los 10 años y 46 adultos, a quienes empezaron a brindarles asistencia médica, puesto que en su mayoría presentaban síntomas de tos, congestión nasal y fiebre.

Agentes policiales de la capital se trasladaron a esa región para profundizar en las investigaciones y pedir documentación de los centroamericanos que se encuentren en el improvisado campamento, resguardado desde anoche por la Policía de Chinandega.

Por su parte, la coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía Rosario Murillo expresó en declaraciones a medios de comunicación gubernamentales, que el caso está siendo atendido por el Ministerio de la Familia,  Ministerio el de Salud, e investigado por la Policía Nacional.

“Seguimos atendiendo una emergencia que tuvimos en el departamento de Chinandega, lugar donde se estaban realizando algunas prácticas que hasta el momento seguimos investigando… la situación ahí amerita la atención de la Ministra de la Familia porque hay más de 312 niños, niñas e incluso recién nacidos en condiciones muy difíciles”, indicó Murillo.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus