•   Rivas, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El piloto canadiense Hankinson Grant, quien trabajaba en los estudios aerogeológicos para la construcción del Gran Canal Interoceánico de Nicaragua, murió ayer en Rivas al estrellarse la avioneta que pilotaba.

En conferencia de prensa Laureano Ortega, director ejecutivo del organismo ProNicaragua, y representantes de HKND, la concesionaria china del Canal Interoceánico, confirmaron que la aeronave despegó a eso de las 9:34 de la mañana y desapareció de los radares a las 12:03 del mediodía.

Posteriormente la encontraron estrellada, cerca de la ciudad de Rivas, junto al cadáver del piloto canadiense.

Grant trabajaba para la consultora australiana CSA Global, contratada por HKND para realizar los estudios aerogeológicos del Gran Canal, los cuales incluyen el lago de Nicaragua.

Oscar Mojica, jefe del Estado Mayor del Ejército de Nicaragua, dijo que también se encontró un paracaídas abierto, lo que puede indicar que el piloto detectó desperfectos mecánicos en el aparato y trató de saltar.

Mojica dijo que el Gobierno ya orientó a Aeronáutica Civil y a la Fuerza Aérea del Ejército realizar una investigación sobre el caso.

Kwok Wai Pang, vicepresidente ejecutivo de HKND, manifestó que Grant era un joven de unos 25 años y que tenía más de seis años de experiencia.

Pang dijo que se realizó un chequeo de seguridad a las 8:00 de la mañana, que determinó que el clima era adecuado para volar. 

También manifestó que se realizó un chequeo de la avioneta antes de despegar, a cargo del mismo piloto, y que no se encontró ningún problema. 

Asimismo, en su intervención, en una conferencia de prensa, Pang dijo que HKND cooperará con el Gobierno de Nicaragua para que se realicen las debidas investigaciones.

El lugar del accidente aéreo es una zona montañosa de la comunidad Indígena de Veracruz, a unos nueve kilómetros al suroeste de la ciudad de Rivas, en un sector llamado  Los  Camastros y tanto las autoridades policiales como militares constataron  que Grant era el único ocupante de la avioneta.

Testigos

Belkis Corea Membreño y su cónyuge Alexis Duarte López presenciaron  paso a paso la caída de la avioneta, ya que esta cayó a unos 200 metros de su casa de habitación y por ende fueron los primeros en llegar al lugar a tratar de auxiliar al piloto.

“La aeronave volaba bajito,  cuando yo estaba lavando fuera de la casa y primero  pasó de Este a Oeste y cuando venía de regreso noté que  una de  las alas se dobló y  vi que cayó en picada y se escuchó el estruendo de la explosión al caer en las laderas de una montaña”, comentó Corea.

Asimismo reveló que el avión impactó en la cima de la montaña que está detrás de la casa, entre unos árboles de aceituno y laurel y luego se deslizó hacia abajo dejando regueras de combustible y trozos de la nave desperdigados.

Alexis señala que la avioneta se partió en dos partes, “la cola salió por delante y en otro lado quedó la cabina y otras partes quedaron dispersas”.

Según la pareja, cuando llegaron al lugar de la explosión con otro joven encontraron las partes del avión en llamas y a como pudieron extrajeron de las chatarras el cuerpo del piloto, pero según Alexis el canadiense ya estaba sin vida y sus piernas quemadas.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus