•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Como sacados de una novela de terror son los hechos que se narran en la acusación  por agresiones sexuales, en perjuicio de un niño de ocho años, presentada por el Ministerio Público contra un docente del colegio Centroamérica.

En la acusación contra el profesor de música Roberto Antonio García Soza, de 43 años, se revela que el niño fue mancillado en múltiples ocasiones a lo largo de tres años.

En la acusación radicada en el Juzgado Tercero Distrito Penal Violencia de la capital, se indica que el presunto agresor sexual mantuvo bajo amenaza al menor para que no lo delatara.

“Si decís algo mato a tu hermanita, a tu papá y a tu mamá”, amenazó el acusado a la víctima, reveló una fuente vinculada a las investigaciones.

Por el relato brindado por el niño a sus padres, el profesor de música lo habría abusado sexualmente varias veces en cada uno de los años antes referidos durante el período lectivo.

Las agresiones sexuales de las que el infante asegura haber sido víctima a manos del profesor García  ocurrieron en los años  2013, 2014 y 2015, según el libelo acusatorio.

El abogado defensor de García, Rodolfo Salinas, asegura que la acusación contra el profesor “no es clara ni precisa” en cuanto a la fecha en que sucedieron los hechos señalados.

Familia afectada

El juez Edén Aguilar quien a petición de la fiscal auxiliar Vanessa Martínez, impuso la prisión preventiva a García también ordenó al Ministerio de la Familia realizar un estudio bio-psicosocial al niño porque según los dictámenes médico legales que respaldan la acusación,  el niño presenta alteraciones afectivas como secuela del calvario al que fue sometido.

En su resolución, el judicial señala que el imputado se habría aprovechado de su mayoría de edad y la autoridad que ejercía sobre el niño, para someterlo a su voluntad.

Gobierno acompaña

La ministra de La Familia, Marcía Ramírez anunció que esa institución brinda el “acompañamiento necesario” al niño que fue víctima de su propio maestro.

La Dirección del colegio Centroamérica emitió un comunicado expresando su disposición de contribuir al esclarecimiento de los hechos por los que acusa la Fiscalía, para que se haga justicia.

Los padres del niño pusieron en conocimiento a las autoridades escolares de lo sucedido el pasado 22 de septiembre; pero fue hasta el 26 del mismo mes que el niño lo identificó produciéndose la captura del docente tres días después, refiere el comunicado.

Las  autoridades del  colegio expresan en el mismo comunicado a las madres y padres de  familia con hijos en ese centro escolar, que son “buscadores de un clima escolar nutritivo, donde nuestros estudiantes se sientan siempre respetados, valorados y seguros”.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus