•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Las tecnologías de la información todavía tienen mucho margen de expansión en Nicaragua. Así lo asegura Edgar Fierro, vicepresidente mexicano de International Data Corporation (IDC), una consultoría especializada en esta industria.

El mercado de Tecnologías de la Información (TI) en Nicaragua valía, en 2014, 341 millones de dólares. Una cifra modesta en comparación con el peso de los mercados de Panamá (algo menos de 900 millones de dólares) y Costa Rica (800 millones de dólares). “Pero, en Nicaragua, el sector TI representa 2.69% de la economía”, compara Fierro. Lo cual representa uno de los porcentajes más elevados de Centroamérica. Esto quiere decir que hay una buena penetración de esta tecnología y que todavía se está invirtiendo en ella”. Según IDC, el mercado creció en 2014 un 5.39%. Más que la economía nacional en el mismo periodo (4.5%).

Estamos formando profesionales del siglo pasado. No únicamente se trata de ofrecer la infraestructura, sino que debemos dar a la gente la oportunidad de apropiarse de esta tecnología”. José Adán Aguerri, presidente del Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep).

Mínimo valor añadido

Un análisis más detallado sobre el sector, ofrece también varias conclusiones. Por ejemplo, que un 82% de los gastos de TI se debe a la adquisición de componentes y equipos informáticos, un 9% a la compra de programas y únicamente un pequeño porcentaje está destinado hacia los servicios profesionales. “En comparación, en una economía desarrollada, el gasto destinado a este tipo de servicios es del 40%. Esto quiere decir que en Nicaragua se están vendiendo muchas computadoras y móviles, pero que el valor añadido es mínimo”, analiza Fierro.

Para IDC, las autoridades y el sector privado deberían, junto con las universidades, definir una estrategia nacional para el desarrollo de servicios informáticos. “Hay que pensar en el mercado externo. Dejemos  producir smartphones a los países asiáticos que tienen mayor volumen. Nicaragua puede, ella, desarrollar aplicaciones móviles que tienen un impacto concreto sobre las industrias”, sugiere Edgar Fierro, recordando que la cementera mexicana Cemex ha equipado a todos sus camiones de sensores para evitar los robos de material durante los traslados. Un servicio de monitoreo constante ofrecido por una empresa de TI.

Educación atrasada

Las aplicaciones móviles para las industrias son una oportunidad.

Sin embargo, varias limitaciones impiden que el país se vuelva una cuna para las startup.

José Adán Aguerri, presidente del Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep), destaca la necesidad de mejorar la educación: “Estamos formando profesionales del siglo pasado. No únicamente se trata de ofrecer la infraestructura, sino que debemos dar a la gente la oportunidad de apropiarse de esta tecnología”.

Además, Aguerri subraya la desigualdad en el acceso a tecnologías. Hay 7 millones de celulares en el país, pero únicamente 270,000 hogares u oficinas tienen una conexión a internet. “Esto quiere decir que esta tecnología todavía es para la gente que tiene mayor poder adquisitivo. El 65% de la economía está compuesta por microempresas, pero menos del 20% de las pymes (pequeñas y medianas empresas) tienen acceso a internet”, indica.

Telémaco Talavera, presidente del Consejo Nacional de Universidades (CNU), reconoce la necesidad de capacitar mejor a los profesionales: “Hay que pasar de un internet de consumo a un internet de productividad”, sugiere. “La educación, a nivel didáctico, no corresponde a los desafíos de la economía actual”.

  • 341 millones de dólares fue el valor del mercado de tecnologías de la información en Nicaragua en 2014.
  • 2.69 por ciento representa el sector de las tecnologías de la información en la economía nicaragüense.
  • 5.39 por ciento creció el mercado de las TI el año pasado, demostrando su potencial de expansión.
Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus