•   Managua y Ocotal  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

En el menor tiempo que sea posible, la Policía Nacional espera identificar y detener a los responsables de la muerte del agente Kevin Esau Valle Carrasco, de 21 años, atacado con piedras y palos durante el desalojo de un bloqueo a la Mina El Limón, ocurrido este martes en Malpaisillo, León.

“Se requiere de paciencia. No queremos cometer injusticias, por lo tanto, estamos trabajando con toda la técnica y con toda la especialización que podemos para, a la mayor brevedad, poder determinar las responsabilidades particulares, pasar a los responsables a los tribunales de justicia y que les caiga todo el peso de la ley”, aseguró la primera comisionada Aminta Granera, jefa de la Policía Nacional, durante el homenaje póstumo que se le rindió a Valle Carrasco, ayer en Plaza El Sol.

En el acto, el agente fallecido, quien era originario del municipio de Ocotal, departamento de Nueva Segovia, recibió el ascenso póstumo a suboficial y la medalla al honor subcomisionado Juan Ramón Torres Espinoza, reconocimientos que fueron entregados a sus familiares, entre ellos, su mamá Zenelia del Carmen Valle Carrasco.

“Vandalismo”

“Sentimos dolor, sentimos rabia ¿por qué no decirlo? Lucharemos hasta las últimas consecuencias para que se haga justicia”, apuntó la directora de la Policía Nacional, quien reiteradamente llamó “grupo vandálico delincuencial” a las personas que protestan en la Mina El Limón, donde también fueron destruidas una patrulla y una estación policial, un bus y tres camionetas de la empresa B2Gold, a cargo de la mina.

Además, según la Policía, hay 31 personas lesionadas con heridas causadas por piedras y charneles de bombas de fabricación casera, entre quienes 23 son policías y 8 son civiles.

Llegada a Ocotal

Tras el homenaje póstumo en Managua, una caravana de vehículos y motocicletas policiales se dirigió a Ocotal, custodiando el vehículo que cargaba el féretro con el cuerpo de Valle Carrasco.

El féretro fue colocado en la pequeña casa de su mamá y luego fue ubicado en la calle, bajo un toldo, rodeado de ofrendas florales.

Gritos, llantos y desmayos dominaron a la familia doliente, que según los vecinos, hace tres días habían recibido la visita del suboficial.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus