•   Rivas, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Satisfacer la creciente demanda y asegurar la calidad del servicio eléctrico en zonas de desarrollos turísticos de Tola y San Juan del Sur, es la misión de una subestación eléctrica que construirá la Empresa Nacional de Transmisión Eléctrica (Enatrel).

La subestación se construirá en el municipio de Tola, al Sur de la comunidad Juan Dávila y tendrá un costo de US$5.6 millones, sin incluir US$115,560 en gastos ambientales.

El proceso de ejecución de la obra dará inició una vez que las autoridades del Ministerio del Ambiente y los Recursos Naturales (Marena) otorguen el permiso ambiental, solicitado por Enatrel.

De acuerdo con la documentación del proyecto que se encuentra disponible en la delegación de Marena-Rivas, la nueva subestación será abastecida por una línea de trasmisión de 16.9 kilómetros, que inicia en la subestación de Popoyuapa, ubicada en la ciudad de Rivas y culmina en la comunidad Juan Dávila, de Tola.

En este trayecto se instalarán 53 torres y 21 postes de acero y concreto. Según lo programado, una vez que la subestación entre a funcionar se mejorará la calidad del servicio eléctrico (nivel de tensión) en las zonas de desarrollo turístico.

Beneficio expansivo

Asimismo podrá brindarse “cobertura de servicio eléctrico a nuevas comunidades del departamento de Rivas, y se mejorará la confiabilidad del suministro, asegurando abastecimiento energético con calidad, cantidad y diversidad de fuentes”, detallan los documentos.

En otros párrafos se revela que la subestación de Popoyuapa, que abastece este departamento desde 1972, ya no suple con calidad y eficiencia la demanda actual, dejando entrever la necesidad de construir la nueva estación.

La antigua subestación de Popoyuapa fue energizada en 1972 con cuatro circuitos de distribución, “y a la fecha la capacidad de estas líneas no son capaces de transportar la energía requerida por la población y los desarrollos turísticos de las zonas costeras”, dice textualmente el escrito.

A la vez, se detalla que debido a este inconveniente, algunos hoteles poseen sus propios generadores para suplirse de su propia energía en caso de faltar el suministro público.

En esta zona se especifica que la demanda máxima de energía ocurre en Semana Santa y según estadísticas reflejadas en el proyecto, en el departamento de Rivas la demanda ha crecido aceleradamente debido al auge de los desarrollos turísticos.

  • 53 torres y 21 postes de acero y concreto se instalarán en un trayecto de 16.9 kilómetros entre Popoyuapa y la comunidad Juan Dávila, en Tola, Rivas.
Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus