•   Rivas, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Estudiar la carrera de medicina veterinaria y zootecnia y otras afines al campo de la agricultura es la razón por la cual bachilleres de la región centroamericana se están trasladando a  la ciudad de Rivas, para cumplir sus sueños académicos en la  Universidad Internacional de Agricultura y Ganadería (Uniag).

Denis Suárez, relacionista público de la Uniag, aseguró que la presencia de estudiantes centroamericanos  y principalmente de Costa Rica inició a hacerse notoria en el 2013, con 24 alumnos que se vieron atraídos principalmente por la carrera de medicina veterinaria y zootecnia.

Crecimiento

Desde entonces la cifra ha ido en aumento  y  según Suárez  este año de los 1,200 estudiantes que se matricularon, 63 son extranjeros, sobresaliendo  58 ticos, 4 hondureños y 1 salvadoreño, identificado como Josué Emanuel García, de 18 años.

 “Yo en El Salvador me enteré de esta universidad por internet, porque desde niño  siempre me ha gustado el trabajo ligado al campo y a investigar las oportunidades para estudiar la carrera de ingeniería agronómica. Me encontré con El Zamorano, pero era muy costoso  y mi otra opción  era la Uniag, y aquí estoy”, detalló García.

Agregó que en su país se carece de universidades  afines a carreras agrícolas, y que su meta es culminar sus estudios y quedarse a vivir en Nicaragua, junto con su familia, para escapar de la violencia que azota su país. 

La costarricense Dayan Talavera,  de 21 años, al no encontrar un cupo en las  universidades de su país  en la carrera  de medicina veterinaria y zootecnia, decidió mudarse de la ciudad de Liberia a Rivas, para cumplir su sueño.

“En Costa Rica no logré clasificar en la universidad pública, que ofrece esta carrera   y hace tres años encontré esta oportunidad aquí en Rivas, donde lo que se aprende va de la mano de la práctica y una vez que culmine mi carrera me iré a mi país a inscribirme en el colegio de médicos veterinarios para desempeñarme en fincas ganaderas o clínicas”, puntualizó.

Otro joven costarricense que encontró una respuesta en Rivas es  José Frank Castillo, de 20 años, quien cursa el tercer año de la carrera de medicina veterinaria y zootecnia.

Según Castillo, la dificultad que atraviesan en Costa Rica para estudiar esta carrera  es que solo una universidad pública la ofrece  y en “las privadas los aranceles son muy caros, con decirte que con el pago de un cuatrimestre cancelo toda la carrera aquí”, concluyó.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus