•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El número de miembros de una familia en Nicaragua sigue disminuyendo. En 2005, las casas nicas contaban con una media de 5.20 miembros. Nueve años más tarde, esta cifra cayó a 4.37, según los resultados de la última Encuesta de Medición del Nivel de Vida (EMNV) 2014.

Globalmente, casi cada hogar cuenta con una persona menos que en 2005. Una tendencia que refleja cambios profundos en la sociedad nicaragüense.

El sociólogo Ricardo Pereira no está nada sorprendido por estos datos: “Esta disminución se debe a la visión neomaltusiana de control de la población promovida por las Naciones Unidas. Para ellos, la pobreza no se debe a la mala repartición de la riqueza, sino a la alta tasa de natalidad. Somos uno de los países menos poblados de Latinoamérica y también una de las economías más pobres”.

  • El nivel de desigualdad subió ligeramente en el país. Después de diez años de bajada, el coeficiente de Gini, que mide la distribución de la riqueza, subió de 0.37 a 0.38 entre 2009 y 2014, reflejando un aumento de las desigualdades en el ámbito urbano.

Tasa de fertilidad

En Nicaragua, la tasa de fertilidad disminuyó de 4.5 a 2.5 niños por mujer entre 1992 y 2013, de acuerdo con los datos del Banco Mundial.

La fuerza de trabajo es el único factor que agrega valor a nuestra economía”. Ricardo Pereira,
sociólogo.

El promedio contrasta con los registros de la década de los 60, cuando había 7.3 nacimientos por mujer.

En otros países, la disminución fue todavía más fuerte. En Costa Rica la tasa de fertilidad bajó a 1.8 y en Estados Unidos a 1.9 hijos por mujer.

Para Ricardo Pereira, hay que crear en Nicaragua más estímulos para las familias: “La fuerza de trabajo es el único factor que agrega valor a nuestra economía. A la vez, necesitamos a jóvenes para pagar las pensiones de los jubilados que son cada día más numerosos. Miren los problemas de Alemania con su población cada año más anciana”.

Talla de los hogares

La talla de los hogares varía mucho según los países, pero el número de personas por casa tiende a ser inversamente proporcional al Producto Interno Bruto (PIB) per cápita. Así, Alemania y Suecia cuentan 2 miembros por hogar, mientras Turquía y México cuentan, respectivamente, con 3.6 y 4 personas por casa, según las últimas cifras de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

En Nicaragua, el PIB por habitante aumentó un 20% en los últimos cinco años, de acuerdo con los resultados de la encuesta EMNV.

Los cambios demográficos en Nicaragua también influyen en el nivel de consumo, que aumentó de 33.8% entre 2009 y 2014.

Según el Banco Mundial, la reducción de miembros por hogar contribuyó a una tercera parte del aumento del consumo.

El aumento de las remesas (+34,8%) garantizó el incremento del consumo de 12%.

¿Qué significan 2,282 calorías?

Explicación. La línea de pobreza extrema está definida por el consumo mínimo de 2,282 calorías al día, según la Encuesta de Medición del Nivel de Vida (EMNV).

¿Pero qué posibilidades de consumo representa esto? Martha Justina González, dietista en el consultorio de Nutrición Vida Saludable, recuerda que se puede estar teóricamente sano a largo plazo consumiendo este nivel de calorías, ya que esto representa a diario algo más de 1 taza de frijoles, 1.5 tazas de arroz, 2 tortillas, 1 banano, 1 huevo, 1 onza de queso, 4 onzas de carne de res o pescado.

Para la dietista, el problema es que la gente consume muchas calorías, pero poco nutritivas: “Los alimentos de alta densidad calórica y baja densidad nutricional como gaseosas, jugos y refrescos azucarados, harinas y azucares refinadas altas en grasa, son fácilmente disponibles y accesibles, por lo que las personas de bajos recursos económicos y poco nivel educativo los consumen frecuente y abundantemente”.

Una gaseosa contiene entre 120 y 150 caloría; una caja con jugo de 200 mililitros tiene entre 200 y 220 calorías.
El 65% de la población adulta está con sobrepeso u obesidad, de acuerdo con la Iniciativa Centroamericana de Diabetes (Camdi).

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus