•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Dirigentes de la Federación Nicaragüense de Cooperativas de Taxis (Fenicootaxi) denunciaron que la Dirección General de Servicios Aduaneros (DGA) les tiene retenida una flota de 105 vehículos, pese a que estos cumplen con todos los requisitos de tramitación para su introducción al país.

“Se ha venido retrasando la entrega de vehículos año 2005 por parte del director de aduanas, debido a una mala interpretación que está haciéndose a la ley”, manifestó Reynaldo Bermúdez, presidente de la Unión de Cooperativas de Taxis de Managua (Unicootaxma), una de las organizaciones adscritas a Fenicootaxi.

El Nuevo Diario trató de obtener una reacción de la DGA, pero no obtuvimos ninguna respuesta por ninguna de las vías contactadas.

Según Bermúdez, la malinterpretación de las autoridades aduaneras se fundamenta en el hecho de que los automóviles incumplen los siete años de antigüedad que como máximo debe tener un vehículo usado para ingresar al país, una restricción que había sido establecida a través de la Ley de Concertación Tributaria (Ley 822) y la cual fue modificada a través de una fe de errata publicada en enero de este año, en el diario oficial La Gaceta.

“Esa fe de errata lo que hizo fue dejar establecido que se pueden importar vehículos usados de hasta con un máximo de diez años de antigüedad”, comentó Bermúdez.

Bermúdez agregó que el pasado viernes sostuvieron una reunión con el titular de la DGA para abordar esta problemática, sin embargo aseguran que este les manifestó que para dar solución a este conflicto se debería obtener una “medida política”, por lo que los directivos han hecho llegar comunicaciones oficiales a Amaru Ramírez, director del Instituto Regulador del Transporte del Municipio de Managua; a Fidel Moreno, secretario del Concejo Municipal, y también a Bayardo Arce, asesor presidencial para asuntos económicos.

FUERTE INVERSIÓN

Por su parte Vidal Almendárez, presidente de Fenicootaxi, destacó que en la compra de estos vehículos los agremiados destinaron US$500,000 y que algunos de estos automóviles están retenidos desde febrero, abril y marzo de este año.

“La interpretación de aduanas es errónea, porque internacionalmente se conoce que en el chasis de los vehículos se graba el año de fabricación del vehículo, independientemente que su producción se haya realizado en el segundo semestre del año previo”, dijo Almendárez.

Finalmente los directivos mencionaron que el próximo jueves 22 varios de sus agremiados estarán realizando una marcha hacia las instalaciones de la DGA para presionar por una pronta respuesta a sus demandas.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus