•  |
  •  |
  • Edición Impresa

El próximo 3 de noviembre, cuando inicie la undécima edición de la Liga Nicaragüense de Beisbol Profesional, el lanzador de los Indios del Bóer, Darrel Leyva Zelaya, estará frente al más temible bateador que haya enfrentado en su corta carrera beisbolera.

Ese bateador que podría “sacar del juego” a Leyva por varios años se llama justicia, a quien el lanzador del Bóer tratará de poner “out” desde el banquillo de los acusados y no desde el montículo de lanzamiento.Armando Zárate.

Leyva deberá enfrentar a la justicia en la fecha antes referida por presuntamente haber causado lesiones graves en el rostro al también beisbolista Armando Zárate Hernández.

PERO PODRÁ JUGAR

La remisión a juicio de Leyva fue ordenada por el juez Carlos Solís, quien mantuvo el arresto domiciliar para Leyva y le autorizó seguir entrenando por la tarde con el Bóer de martes  a viernes y asistir al juego del equipo Indio.

“Se mantiene  el arresto domiciliar para el procesado (Darrel Leyva) por no existir ningún indicio de que se hayan transgredido las medidas cautelares impuestas en la audiencia preliminar”, explica el juez.

La decisión del judicial provocó el enojo de la víctima, quien abandonó la sala de audiencia abruptamente al conocer la decisión. Antes, Zárate y su abogado habían pedido la prisión preventiva para Leyva, alegando que su vida está en peligro.

Leyva es enjuiciado por hechos  acontecidos la madrugada del pasado 4 de octubre en una discoteca capitalina, donde el lanzador Indio propinó un botellazo en el rostro al pelotero porque no resistió los celos al ver a su exnovia en compañía de Zárate.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus