•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El hecho que el expresidente de la Federación Nicaragüense de Futbol (Fenifut), Julio Rocha, vaya a ser procesado en Estados Unidos por el escándalo de corrupción de la Federación Internacional de Futbol (FIFA) no lo libra del proceso que tiene pendiente en Nicaragua, donde la Fiscalía de la República lo acusó por lavado de dinero y enriquecimiento ilícito.

Para los expertos en Derecho Internacional, Róger Guevara Mena y Francisco Aguirre Sacasa, no es ninguna sorpresa que las autoridades suizas decidieran atender la solicitud de extradición de Estados Unidos y no la de Nicaragua, por la lógica de “primero en tiempo, primero en derecho”, además porque fue el país norteamericano el que destapó el caso de corrupción en la FIFA y pidió la detención de Rocha y otros 6 directivos de la organización, que se realizó en Zúrich a finales de mayo.

Suiza autorizó este jueves la extradición de Rocha a Estados Unidos, según un comunicado de la Oficina Federal de Justicia del país helvético. Además, en la misma decisión, se autorizó que más adelante sea enviado de Estados Unidos a Nicaragua, que también solicitó su extradición.

La acusación contra Julio Rocha en Nicaragua se encuentra en el Juzgado Sexto Distrito de lo Penal de Audiencias de Managua, a cargo del juez Henry Morales.

A finales de septiembre se especuló que Rocha sería extraditado a Nicaragua. Sin embargo, la vocera de la Oficina Federal de la Justicia, Ingrid Ryser, aseguró en declaraciones exclusivas a El Nuevo Diario que para entonces no se había concretado si Rocha sería extraditado a Estados Unidos o a Nicaragua.

ARGUMENTOS

“Cuando se dio como un hecho que Julio Rocha iba a ser extraditado a Nicaragua sí me sorprendí y estaba escéptico, porque a los suizos les interesa más quedar bien con Estados Unidos que con Nicaragua”, comentó Aguirre Sacasa, para quien la solicitud de extradición que hicieron las autoridades nicaragüenses en agosto pasado no tenía ningún asidero.

Guevara Mena señaló por su parte que obtenga o no un fallo de culpabilidad en Estados Unidos, Rocha tendrá que venir a Nicaragua a responder por los delitos de lavado de dinero y enriquecimiento ilícito que le imputó la Fiscalía casi tres meses después de que estallara el escándalo de corrupción en la FIFA.

En dicho caso, Rocha es señalado de haber exigido y aceptado sobornos que suman US$150 mil por la venta de los derechos de comercialización a una empresa de marketing deportivo estadounidense, para la transmisión de los partidos clasificatorios de Nicaragua para el Mundial de Rusia 2018.

La agencia de noticias AFP reportó que según la justicia suiza, “parece que los actos en cuestión fueron cometidos en los Estados Unidos y en Nicaragua”.

“La Oficina Federal de Justicia, en su sentencia de extradición, ha llegado a la conclusión de que se cumplen todos los requisitos para una extradición. En especial, los hechos presentados por los EE.UU. en su solicitud de extradición son también punibles según la legislación suiza”, explicó el comunicado, citado por la agencia.

“Si Estados Unidos lo absuelve queda pendiente el proceso que tiene en Nicaragua, entonces lo remite a Nicaragua porque ya está informado por las autoridades suizas de que existe otra solicitud de extradición”, refirió Guevara Mena, y explicó que Rocha debe responder en ambos países porque se trata de “actos separados y ordenamientos jurídicos diferentes”.

Aguirre Sacasa opinó que en Estados Unidos el expresidente de la Fenifut tendrá un proceso expedito porque el sistema judicial de ese país se caracteriza por ser independiente y profesional. Además, no dio por sentado que será hallado culpable y condenado, pues dijo que el caso podría ser desestimado en primera instancia o revertido en segunda instancia.

Fenifut se lava las manos

Alejandro Sánchez S.

RESPUESTA • El presidente de la Federación Nicaragüense de Futbol (Fenifut), Jacinto Reyes Gatica, considera que la institución a la cual representa debe tomar distancia sobre el caso de Julio Rocha López, quien presidió a la Fenifut durante 26 años, desde 1987 hasta su renuncia en 2012, cuando pasó a ser director de la Oficina de Desarrollo de la Confederación de Futbol de América del Norte, de América Central y del Caribe (Concacaf).

“Nosotros (Fenifut) hemos sido muy respetuosos en el caso de Rocha, como federación no podemos responder por una acción individual que cometió cuando estuvo al frente de nuestra institución. Definitivamente nosotros no tenemos nada que ver en el tema y nos desligamos. Todos nuestros movimientos contables y la situación económica ha sido auditada siempre por organismos responsables y auditores nacionales y hasta la fecha no han encontrado nada fuera de lugar en nuestra documentación”, declaró Reyes Gatica.

El regente de la federación confesó que la prestigiosa firma internacional de auditorías, Klynveld Peat Marwick Goerdeler (KPMG), se encarga de fiscalizar sus cuentas. Además, dijo que seguirán vinculados a la empresa Traffic, que se encarga de la organización y comercialización de los eventos de futbol relacionados con la selección nicaragüense.

“Tengo once meses de estar en la federación, pero ya los derechos de televisión los había dejado firmado Rolando López (antecesor), hasta el 2022, entonces yo no puedo anular ese contrato y estamos trabajando con Traffic, aunque esa empresa ya no tenga relaciones con la Concacaf”, declaró el presidente de Fenifut.

 

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus