•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Un informe del Ministerio de Salud (Minsa) y otro del Ministerio de la Familia, Adolescencia y Niñez (Mifan) respaldan la acusación que la Fiscalía expuso ayer en el Juzgado Quinto Distrito Penal de Audiencia de la capital contra nueve líderes de una secta religiosa, acampada  en Mechapa, municipio de El Viejo, Chinandega, denominada “El Cuerpo Místico de Cristo”.

El agua que toman las 598 personas, hacinadas en el campamento llamado Futuro Hogar, “no es apta para el consumo humano”, según  el informe sanitario.

De acuerdo al reporte del Minsa, los 330 niños que permanecen en el campamento junto a sus padres esperando “el rapto divino”, también sufren de erupciones en la piel e insolación.

Impiden atención

El informe del Mifan indica que los líderes de la secta religiosa han impedido que niños y adultos reciban atención médica, negándoles el derecho a la salud.

Los líderes de la secta “El Cuerpo Místico de Cristo”, también construyeron el campamento a 50 metros del estero exponiéndolos al oleaje del mar, refiere el documento del Mifan.

“Los acusados  han  puesto en riesgo inminente la vida de 330 niños”, expresó la fiscal auxiliar Inés Miranda Espinoza, al exponer la acusación ante el juez Julio César Arias.

Resolución el 20

Por su parte, el juez Arias decidió postergar para el próximo 20 de octubre su decisión de aceptar o rechazar la acusación presentada por el Ministerio Público y sobre la petición  de prisión preventiva para los acusados.

El judicial tomó esta decisión en virtud de un incidente de falta de legitimidad que  presentó Isaac Flores, uno de los abogados defensores de los acusados por los delitos de abandono de persona y construcción en lugares prohibidos.

En el incidente de falta de legitimidad el abogado Flores alega que en la acusación de la Fiscalía no existe denuncia de los padres o tutores de los niños que aparecen como víctimas.

Antes de suspender la audiencia el juez Arias resolvió dos incidentes presentados por los tres abogados defensores de los ocho indiciados. El noveno acusado todavía no ha sido capturado.

Planeado en Managua

En el primer incidente por falta de competencia jurisdiccional, los abogados defensores alegaron que sus clientes deben ser juzgados en El Viejo, municipio de Chinandega.

Pero el juez Arias rechazó el referido incidente porque los litigantes no presentaron las pruebas demostrando la falta de competencia jurisdiccional.

Además, en la acusación se señala que la instalación del campamento fue planificada en la casa del acusado Elvin Aguilar Maradiaga, ubicada en Planes de Altamira en Managua.

El segundo incidente rechazado fue por detención ilegal alegada por los defensores; pero el juez dijo que corresponde al Tribunal de Apelaciones de Managua (TAM) garantizar que Policía y Fiscalía cumplan con el plazo de las 48 horas para presentar a los reos ante su autoridad.

En la continuación de la audiencia preliminar el judicial también se pronunciará sobre la petición de prisión preventiva hecha por la Fiscalía.

El principal líder acusado de la secta religiosa es Francisco Javier Sánchez, de nacionalidad nicaragüense, junto a él son procesados los hondureños Samuel Funes, Carlos Antunes, Elvin Aguilar, Orlando Funes, Héctor Funes e Iván Orellana, todos de nacionalidad hondureña. Además el guatemalteco Jerson López y el nica prófugo Gerald Pozo.

  • 9 líderes de la secta fueron acusados por los delitos de construcción en lugares prohibidos y por abandono de personas.
  • 330 niños permanecen en el campamento de Mechapa, donde los adultos se niegan a que reciban atención médica y a que vayan a la escuela.
Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus