•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El arquitecto José Francisco Terán Callejas recibió anoche la distinción Héroes de la Sociedad Civil, de manos del licenciado Ramiro Ortiz Mayorga, vicepresidente de la Fundación Ortiz Gurdián (FOG), que creó este galardón para reconocer a destacadas personalidades del país que han contribuido en mejorar la calidad de vida de los nicaragüenses.

El reconocimiento incluye la apertura de la exposición: “Arquitectura moderna en Nicaragua 1960-1970, una aproximación a la obra de José Francisco Terán Callejas”, auspiciada por Banpro Grupo Promerica y la FOG, y anoche fue inaugurada en el centro de arte de dicha fundación por la señora Patricia Gurdián de Ortiz,  presidenta de la FOG y el licenciado Ramiro Ortiz Mayorga, junto con el señor Luis Rivas, CEO y director de Banpro, Grupo Promerica.

La exhibición, está compuesta por 43 fotografías y dos maquetas de edificios emblemáticos de Managua, entre ellos el Teatro Nacional Rubén Darío y el actual Ministerio de Gobernación, diseñados por el arquitecto homenajeado.

El galardón Héroes de la Sociedad Civil fue creado recientemente por la junta directiva de la FOG, y la distinción al arquitecto se trata de la primera que se entrega a una personalidad nacional.

La tesis de maestría “Arquitectura moderna en Nicaragua 1960-1970, una aproximación a la obra de José Francisco Terán Callejas”, fue auspiciada por Banpro Grupo Promerica y la FOG.

También Honoris CausaDon Ramiro Ortiz felicita al arquitecto Terán. Henry Padilla / END

Horas antes de recibir la distinción de la FOG, el arquitecto nicaragüense también fue galardonado por la Universidad Americana (UAM) con el Doctorado Honoris Causa en Arquitectura por su valiosa contribución a la ciudad capital.

“Los diseños arquitectónicos en las ciudades suelen ser sumamente apreciados, pero casi nunca se recuerda a su autor, por eso para mí este reconocimiento me llena de mucho orgullo y me emociona grandemente”, expresó el arquitecto, quien a través de su talento pudo imprimir a Managua un sello e identidad, especialmente durante las décadas de los 60, 70 y 90. El Teatro Nacional Rubén Darío, el edificio donde hoy funciona el Ministerio de Gobernación, las instalaciones del Incae, así como varios complejos habitacionales como Jardines de Veracruz, Valle Dorado, Primero de Mayo o más recientemente la Catedral Metropolitana de Managua, son solo algunas de las obras en las que Terán Callejas tuvo participación ya sea como autor principal o primer colaborador.

Pero también su talento transcendió fronteras, al vincularse laboralmente en Guatemala y Houston, en Estados Unidos.

Creatividad y más

“Desde muy temprano en mi carrera profesional en Nicaragua y más tarde por razones del destino, en Estados Unidos, se me dio la tarea de diseñar proyectos arquitectónicos que por su misma naturaleza demandaron creatividad, organización, imaginación y superación”, recordó Terán durante su intervención en la ceremonia de la UAM.

Con elocuencia, gracia y estilo pausado, como un maestro que ofrece una clase de historia, Terán fue compartiendo algunos de los bemoles que requirieron esos proyectos, la creación del teatro y los elementos que lo integran, acústica, tramoya, mantenimiento, inclusive la visibilidad que este ofrece al auditorio.

“La integración de la topografía de los terrenos en los que están presentes las construcciones, en el caso del teatro con su entrada principal hacia el lago, para que Managua no olvide su origen lacustre”, dice Terán.

También el haber mantenido la pequeña meseta sobre la que se erige el edificio del Ministerio de Gobernación, que permitió integrar elementos funcionales tales como el fácil acceso para los usuarios a través de su lobby principal y espacios de parqueo en las zonas elevadas, son parte de la creatividad desarrollada por Terán.

O también el diseño de la sede del Incae, en el cual se procuró recrear la arquitectura colonial de las ciudades de Granada y León, edificaciones hacia los costados y patios a cielo abierto, así como los estilos prácticos y seguros de los complejos habitacionales que hay en la zona este de la ciudad.

“Es un arquitecto que marcó una de las épocas más brillantes de nuestro país, es un honor entregarle este reconocimiento y que sea parte de esta casa de estudios”, comentó Ernesto Medina, rector de la UAM.

Terán como diseñador prolífico

Ramón Rodríguez, director del Teatro Nacional Rubén Darío, señaló que la distinción a Francisco Terán “nos emociona a todos”,  porque asegura que se trata de un hombre que más allá de ser un excelente arquitecto es alguien que ha cultivado la cultura y las artes.

“Desde muy joven le puso mucha pasión a la posibilidad de que su país tuviera un teatro. Hoy a él le debemos ese esfuerzo que el teatro sea un templo de la cultura de los nicaragüenses”, expresó Rodríguez.

Asimismo el arquitecto Gilberto Martínez García, autor de la tesis “Arquitectura moderna en Nicaragua 1960-1970”, expresó que es un orgullo para la sociedad y para la arquitectura.

“El homenaje necesitaba darse. Tenía que suceder y enhorabuena se está haciendo un homenaje, una exposición y el lanzamiento de un libro que reúne todo el trabajo de este personaje”, destacó.

Por su parte el rector de la Universidad Americana (UAM), Ernesto Medina, comentó que dicha distinción es más que merecida. “Sin duda alguna él creó una Managua que reflejaba el espíritu de esa época. Un país que estaba queriendo surgir y modernizarse”, aseveró Medina.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus