•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Casi en la entrada de su propia casa en Linda Vista, doña Zobelba Muñoz Baldizón, de 65 años, junto a su madre Zobelba Baldizón Rivera, de 86, fueron emboscadas por tres sujetos armados con pistolas, quienes las despojaron de sus pertenencias y las golpearon.

Muñoz Baldizón relató que a las 8:30 de la noche del viernes regresaba junto a su progenitora del reparto Los Robles, de visitar a su hermana en su carro cuando el trío de delincuentes la interceptó, le arrebataron las llaves del automotor que conducía, la bajaron del vehículo a punta de golpes y la lanzaron a una cuneta, donde quedó inconsciente y tuvo que ser trasladada por vecinos a un centro asistencial.

Los antisociales secuestraron a la anciana Zobelba Baldizón Rivera, a quien casi estrangulan, la golpearon y abandonaron en una calle del barrio Batahola Norte, donde una pareja de samaritanos llamó a miembros de la Cruz Roja y la trasladaron a las 9:30 de la noche al hospital Antonio Lenín Fonseca.

Tras interponer la denuncia en la Delegación Dos, Zobelba Muñoz relató que forcejeó con uno de los antisociales, quien incluso le disparó y la bala pegó cerca del asiento del pasajero.

“Tengo hematomas en la cabeza, raspones y moretones en el brazo, fueron momentos de zozobra, lo que más preocupaba no eran mis pertenencias ni mi carro, sino mi madre, que es discapacitada y se moviliza con ayuda de un andarivel, cuando me enteré que se encontraba en el hospital Lenín Fonseca me reconforté", indicó Zobelba Muñoz.

Manifestó que no había recibido llamadas de amenazas, ni sujetos desconocidos habían merodeado su vivienda antes del asalto, por lo que está sorprendida debido a que el sector donde habita ha sido sano.

Mientras tanto, doña Zobelba Baldizón Rivera, quien era consolada por una nieta en su vivienda, expresó que jamás había vivido momentos de zozobra, y relató que cuando la abandonaron en la calle sintió que podía morir.

“Esto no se lo deseo a nadie, hace varios años mi familia fue víctima de un robo, pero nunca había sentido tanto miedo como la noche del viernes. Gracias a Dios, mi hija y yo estamos vivas”, expresó la anciana.

Agentes del Distrito Seis encontraron abandonado el vehículo cerca de La Subasta, y un grupo de detectives en coordinación con el Distrito.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus