•   León, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La compañía minera B2Gold anunció ayer que está en disposición de reiniciar operaciones luego de que la Policía Nacional tomara control de la comunidad Mina El Limón, que estuvo paralizada durante casi tres semanas debido a manifestaciones violentas de los trabajadores.

“El orden institucional se ha restablecido en Mina El Limón, lo cual no solo permitirá que la comunidad pueda retornar a la paz y la normalidad en su forma de vida, sino también el reinicio de las operaciones de B2Gold”, informó la transnacional de origen canadiense en una declaración pública.

No obstante, la fecha exacta del reinicio de labores no fue dada a conocer por B2Gold.

La Policía Nacional tomó el control de las vías públicas obstruidas en Mina El Limón durante un operativo realizado la mañana de ayer, en el que hubo agentes y manifestantes lesionados, así como un número de personas arrestadas que no ha sido dado a conocer.

Los agentes del orden procedieron a brindar la seguridad a las brigadas de bomberos y pobladores que ayudaron a limpiar las vías que en las últimas tres semanas han permanecido obstaculizadas con piedras y troncos de árboles, debido a la protesta que promovía un grupo de trabajadores de la empresa minera B2Gold.

Las protestas violentas cobraron la vida de un policía el pasado 6 de octubre.

Al menos 800 familias dependen de los ingresos que aporta la compañía en la zona, según B2Gold.

Fichan a sindicalistas

Una fuente policial confirmó que unas doce personas fueron retenidas durante el operativo de limpieza y control en las vías del distrito minero.

“Se realizó allanamiento en las viviendas de los principales líderes sindicales, y se les incautaron morteros, armas hechizas y material pirotécnico, además se procedió con la limpieza de las vías que estaban obstaculizadas con piedras y troncos de árboles”, dijo la fuente.

Testigos del operativo policial relataron que este se desarrolló desde las 5:30 de la mañana de ayer y el objetivo principal era recuperar el orden y la seguridad de los ciudadanos.

“Nadie puede decir que atacamos a la población, solo recuperamos la estabilidad y seguridad de las personas y garantizamos la libre circulación ciudadana”, sostuvo la misma fuente policial.

Durante el operativo, la mayoría de manifestantes huyó hacia sectores montañosos. Otro grupo se atrincheró en el reparto Augusto C. Sandino, al suroeste de la periferia de la localidad, desde donde intentaron resistir a las fuerzas antidisturbios, pero el poblado El Limón recuperó la calma.

Población apoyóBrigadas de bomberos apoyan el operativo de limpieza.

Según Ulises Mendoza, poblador de El Limón, los habitantes de dicha comunidad contribuyeron a la limpieza de las vías en coordinación con las fuerzas policiales, brigadas de bomberos y de la Defensa Civil del Ejército.

Según Marcos Alvarado, miembros del Sindicato de Trabajadores Pedro Roque en El Limón, la situación era de tensión.

“Los antimotines ingresaron a nuestras casas y realizaron requisas, de manera violenta sacaron a las mujeres y niños, y los hombres tuvieron que huir al monte por temor a ser apresados”, dijo el sindicalista, quien admitió que han perdido el respaldo de la población.

El gerente general de B2Gold S.A., Martin Esparza, habría reiterado hace tres días que la inestabilidad, que desde hace casi un mes lidera un grupo de sindicalistas, ha dejado pérdidas superiores a los US$4 millones a la empresa, y que debido a esta situación la inversión está en riesgo.

Cardenal Brenes insiste en diálogo

El cardenal nicaragüense Leopoldo Brenes lamentó los disturbios y la tensión que se vivió ayer en la Mina El Limón, con la llegada de las fuerzas policiales para restablecer el orden y la seguridad.

“Es lamentable esta situación (enfrentamientos) y espero se hayan agotado todos los medios de diálogo antes de llegar a estas situaciones”, dijo el arzobispo Brenes a los periodistas.

Brenes  reveló que antes de iniciar una misa, donde ordenó a nueve sacerdotes, se comunicó con monseñor Silvio Selva, vicario general de la Diócesis de León, quien le refirió que había mucha tensión entre los habitantes de Mina El Limón.

El jerarca católico lamentó que tras casi tres semanas de tensión y enfrentamientos, surgidos por un conflicto laboral, entre la empresa minera B2Gold y el sindicato de los mineros por el despido de tres sindicalistas, no se haya solucionado el conflicto por la vía del diálogo.
(Con la colaboración de Ernesto García)

  • 85 por ciento de las 800 personas que laboran en la compañía de capital canadiense son pobladores de Mina El Limón.
Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus