•   Matagalpa, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La rehabilitación de la planta de tratamiento de las aguas servidas que son vertidas por el hospital Regional César Amador Molina costó C$4,290,089, según divulgaron autoridades del Ministerio de Salud de esta región.

El doctor Henry Dávila, director del centro asistencial, explicó que el agua de los inodoros, lavamanos, del lavado de ropa, que resultan del trabajo hospitalario, ahora tendrá un proceso de tratamiento para descontaminarla y cuando esta caiga al caudal del río Grande de Matagalpa llegue más limpia.

“Las aguas bajan por un sistema de red y llegan a este lugar donde sufren un proceso químico, luego se vierten a un tanque donde por el calentamiento del sol y la exposición al viento sufren otro proceso de aireación y después pasa al sistema hidrosanitario, pero ya debidamente tratada”, señaló Dávila.

Protección al ambiente

El doctor destacó que el objetivo de la planta es que todo lo que se deseche del hospital cumpla con los estándares de protección al medio ambiente, porque no podemos ser irresponsable de estar tirando los desechos que afectará a la madre tierra y a las personas, consideró Dávila.

El galeno dijo que actualmente en el hospital se realizan 13 mil cirugías anuales, 160 mil consultas y 800 mil exámenes de laboratorios, entre otras actividades ligadas a la atención de la población.

Hace varios años la planta de tratamiento de las aguas servidas de este hospital regional se había dañado debido a un derrame de combustible, pero el Gobierno central aprobó los fondos para rehabilitarla y evitar que siguiera contaminando el río Grande de Matagalpa.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus