•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

En Nicaragua hay 46 clínicas, conocidas como dispensarios marinos, donde cada día asisten decenas de personas a retirar agua de mar sin ningún costo para tratar enfermedades como la hipertensión y otras afecciones comunes en la población nicaragüense.

Atraído por esa experiencia, el especialista catalán en medicina natural e investigador del agua de mar, Esteban Tarazaga Carrazo, visitó Nicaragua durante un mes para documentar los testimonios de los pacientes, pues es un firme creyente de los beneficios que tiene dicho líquido para la salud.

Señala, sin embargo, que la medicina tradicional y los gobiernos ponen poco interés en ello, porque al ser gratuita, el agua de mar como tratamiento no genera un lucro importante. Su idea con lo observado en Nicaragua es hacer un libro e impulsar esta terapia alternativa.

¿Cómo se introduce el agua de mar como tratamiento complementario a la medicina?

René Quinton (naturalista francés) fue la persona que descubrió las bondades del agua de mar a inicios de 1900, tanto ingerida como inyectada, (porque) el agua de mar es igual a nuestro plasma sanguíneo. Él sanó personas con agua de mar y lo demostró, así consiguió que la seguridad social francesa pagara los gastos del agua de mar que iba a ser tratada para ser usada como tratamiento. Quinton preparó una serie de filtrajes en los cuales daba la seguridad de que esa agua estaba perfecta para su ingesta y para su administración en venas.

En un inicio, ¿qué tipo de enfermedades y padecimientos se trataron con agua de mar?

El agua de mar tiene la ventaja que con ella podemos tratar cualquier tipo de enfermedad, porque lo que nos hace es regenerar las partes de nuestro cuerpo que están degeneradas por la falta de alimentación necesaria, entonces el agua de mar que contiene minerales y toda la tabla periódica con sus 119 elementos, nos proporciona todo lo necesario para curarnos, nos da fuerza, nos alimenta. El agua de mar acabaría con la falta de nutrición de las personas en todo el mundo, porque contiene una cantidad de minerales muy necesarios para nuestra vida, es la única que contiene 76 minerales y por tanto regenera todo nuestro cuerpo.

¿Hay contraindicaciones en el consumo de agua de mar?

Hay un par de casos que me ha tocado ver y hay que poner un punto de atención ahí. La contraindicación, que no es contraindicación, sino que es que el agua de mar provoca un efecto en el estómago que va hacia el colon y hace una limpieza de colon; la segunda es que me he encontrado con varios casos de personas que tenían alta la hemoglobina y al ingerir el agua de mar se les disparó la hemoglobina y tuvieron que hacerse una revisión urgente, porque les estaba causando una alteración, entonces a partir de ese momento en mis conferencias digo que tengan cuidado con las personas que tienen hemoglobina alta.

¿Cómo debe ser la ingesta de agua de mar y quién debe de guiar este tratamiento?

Debe realizarse con agua que se sepa que procede de un lugar limpio, donde no exista ningún tipo de vertido de productos hacia el mar que pueden perjudicar su entorno. El agua que se va a recoger es recomendable que la tomen a 10 metros de la playa, que se metan hasta el cuello, meten un recipiente tapado, lo destapen a medio metro de profundidad, dejen que se rellene, lo tapan y lo sacan. Nosotros recomendamos la ingesta de medio litro diario de agua, la pueden tomar en tres tomas: desayuno, almuerzo y cena. A los niños no se les puede dar agua de mar antes de los 7 años, porque el agua de mar nos da energía, vitalidad, entonces un niño se va a poner hiperactivo, no podemos darle, a no ser que sea un caso que la criatura tiene cáncer u otra enfermedad que la requiere, pero en dosis pequeñas, no más de 100 mililitros.

¿Por qué es importante que el tratamiento con agua de mar sea reconocido por los gobiernos como un tratamiento alternativo?

El problema no es de las personas, el problema es que los médicos todavía son escépticos, no aceptan la medicina natural, a ellos en sus centros les hicieron la cabeza cuadrada de lo que tenían que hacer: “Ustedes tienen que seguir estas pautas, estas reglas, si no, no van a ganar dinero”, y eso es lo que están haciendo todos los médicos. Y a los gobiernos no les interesa porque no hay beneficio, es gratis. ¿De dónde van a sacar impuestos el gobierno si el agua de mar es gratuita y no se puede patentar?

En Nicaragua está reconocida la ingesta de agua de mar como tratamiento ¿qué le ha parecido la experiencia que ha conocido en Nicaragua?

Nicaragua tiene aprobada la Ley 774 (Ley de Medicina Natural, Terapias Complementarias y Productos Naturales en Nicaragua), pero no está en uso, no está autorizada, o sea las corrientes hacia lo que es lo natural están ahí, pero están en stand by, no lo mueven, hay mucha oposición de médicos, porque no les conviene bajo sus intereses. En el Instituto de Medicina Natural están formando personas, pero están formando de las personas para acupuntura, homeopatía, terapias que ya están introducidas, pero cuando vamos a terapias de plantas medicinales o agua de mar, están totalmente quietas y es lamentable, porque por las redes, por las noticias, circula que Nicaragua está a la cabeza de las terapias naturales y he visto que no es cierto, quizá algún día lo hagan, no lo sé, pero por el momento no está. Las clínicas a las que yo he ido, que son lugares donde se recoge el agua de mar de la playa, llevan 8 o 10 años y la gente va a recogerla y se lleva la que quiere y es gratuita, eso es una gran ventaja, pero (dichas 
clínicas) no tienen nada que ver con el gobierno, son privadas, entonces vienen muchas personas que recogen el agua de mar y hemos hecho entrevistas y he visto que verdaderamente hay personas que se están curando y que se han curado de muchas cosas.

Tomando en cuenta que por un lado están los beneficios del agua de mar de los que usted habla y por otro esa supuesta falta de voluntad gubernamental y del gremio médico por introducirla como tratamiento ¿qué futuro tiene el agua de mar dentro de la medicina?

El agua de mar tiene un gran futuro, enorme, más de lo que llegamos a imaginar, porque mientras no exista una ley que prohíba que una persona saque agua de mar, las personas pueden tomarla perfectamente, no hace falta que la recete ningún médico. Entendamos una cosa muy importante: el agua regenera nuestro cuerpo, cada día en nuestro cuerpo mueren trillones y trillones de células y se recomponen trillones y trillones, y por eso debemos aportarles los minerales necesarios y nutrientes que tiene el agua de mar.

El expertoEsteban Tarazaga Carrazo. Alejandro Sánchez / END

Esteban Tarazaga Carrazo
Nacionalidad: Barcelona, España.

Especialista en medicina natural.
Terapeuta profesional
Investigador del agua de mar.

  • 10 mil expedientes existen en el dispensario marino central, ubicado por la iglesia Santo Domingo, en Managua.
Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus