•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El 40.31% de las tierras nicaragüenses es utilizado para el agro y de este solo el 34.77% se utiliza adecuadamente, según los resultados del mapeo actualizado del uso de suelo presentado por especialistas de cinco instituciones especializadas en el tema, que también señalaron que el 39.17% de la Región Central y Norte se está sobreutilizando.

Los resultados del estudio fueron expuestos en el Instituto de Geología y Geofísica de la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua, donde José Antonio Milán Aguilar, científico del Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales (Ineter), clasificó las áreas de uso actual y confrontación de la tierra.

Determinó que el 40% del territorio nacional era de uso agrícola, mientras la vegetación secundaria o arbustos recubren el 10% del país; aún existe un 34.45% de bosque, el 8.7% de la superficie es agua y el 6.67% corresponde a zonas urbanizadas y suelos sin vegetación.

El estudio añade que el 16.34% de buen suelo está subutilizado o no se explota según su potencial. 

44% es frágil

Solo el 34.77% se usa adecuadamente, mayoritariamente en la zona de la costa del Pacífico y se utiliza de acuerdo con su potencial. Así mismo, el 8% es superficie de agua y el restante no aplica por ser zona urbanizada.

Por su parte, el docente investigador, Efraín Acuña, de la Universidad Nacional Agraria, encargado del mapa del uso potencial de suelos, indicó que Nicaragua tiene el 44.77% de suelos frágiles con muy baja fertilidad, cuya vocación natural es forestal, sin embargo, en el país estos soportan la mayor parte de las actividades agrícolas y pecuarias.

“También están los de mediana fertilidad, con el 16.37%, que soportan la agricultura y actividad pecuaria; los mejores suelos son de muy alta fertilidad, de los cuales solo tenemos el 12.64%; y están los suelos jóvenes, que representan el 13.8%, que son muy frágiles, no soportan la agricultura y no deberían cultivarse, pero la realidad supera la ficción, pues muchos suelos jóvenes del país son los que producen los frijoles y soportan la agricultura de subsistencia”, explicó Acuña.

Telémaco Talavera, presidente del Consejo Nacional de Universidades (CNU), destacó que con los resultados del estudio se podrán crear profesionales acordes a la realidad actual de los suelos, mientras a los agricultores se les puede capacitar en desarrollo de un sistema agroecológico, silvoforestal, agroforestal y en manejo de cuencas, que garanticen la producción de alimentos. Además, esto permitirá crear planes de desarrollo humano a futuro.

“No significa que vamos a cambiar el tipo de actividad de los agricultores, sino que es necesario hacerles cambiar a una mentalidad de acuerdo al potencial de sus suelos”, expresó Talavera.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus