•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Ante la gran incidencia del cáncer de mama, la población nicaragüense se enfrenta al reto de tomar conciencia sobre la importancia de realizar una detección temprana a través del autoexamen, la cita ginecológica y la mamografía.

Para el gineco-oncólogo y director médico de la clínica de la Fundación Ortiz Gurdián (FOG) Roberto Ortega Plath, la carrera-caminata “Juntos por la Cura 6K” que se realizará este domingo en Managua es una buena oportunidad para despertar esa conciencia.

Y es que según Ortega Plath, en Nicaragua entre el 75 y el 80% de los casos de cáncer de mama son diagnosticados en etapa avanzada, lo cual reduce drásticamente la expectativa de vida de las pacientes.

Te interesa: Es posible vencer al cáncer de mama

Como ejemplo de que sí se puede lograr una detección oportuna en la mayoría de los casos, Ortega Plath cuenta la experiencia de la FOG con su programa de detección oportuna, en el que, incluso, participan mujeres sobrevivientes.

Cuando habla de detección oportuna, ¿a qué se refiere exactamente?

La detección oportuna que promueve la FOG involucra charlas sobre cáncer de mama, donde hay mujeres y diferentes actividades educativas sobre porqué es importante el autoexamen de mamas; además hacer que la paciente tenga conciencia de que en cualquier momento, por la condición de mujer, puede recibir un diagnóstico de cáncer de mama.

Cuando iniciamos aquí en la clínica, venía un mayor número de pacientes en etapa avanzada, ahora estamos diagnosticando a un mayor grupo en etapa inicial, debido a que ya estamos viendo los frutos de la educación a la población sobre la detección oportuna.

Una parte importante que tiene la fundación es el voluntariado, donde aquellas pacientes sobrevivientes van a sus lugares de origen con información sobre el cáncer de mama. Entonces ellas educan sobre el autoexamen y cómo ellas vivieron la enfermedad; son 150 voluntarias que están distribuidas en todo el territorio nacional, son como líderes comunitarias, por eso otras mujeres las buscan para conseguir cita en la fundación.

De las mujeres que son remitidas por las voluntarias, ¿cuántas resultan con un diagnóstico positivo?

La Fundación tiene la capacidad de brindar tratamiento a 100 pacientes nuevas por año, las cuales salen del trabajo de las voluntarias y del programa de la detección oportuna, donde la fundación dona el bono saludable a mujeres de escasos recursos, que a lo mejor nunca se hubiesen hecho una mamografía, un papanicolau, entonces es de esa atención oportuna a la mujer, que ya sabe que puede ser agredida por un cáncer, que vienen tempranamente.

Al inicio, a la clínica venían mujeres con grandes tumores, y siguen viniendo, pero ya vamos viendo el cambio porque ya no son la mayoría. Ahora las estamos captando a través del bono saludable: la paciente se hace su mamografía y a lo mejor hay una lesión muy chiquita que ella no se la palpaba y fue descubierta. Entonces ese es un trabajo arduo que se ha venido desarrollando a través de los años y ya podemos nosotros decir que en estos momentos estamos diagnosticando un alto porcentaje de pacientes en etapa temprana.

¿Qué deben tomar en cuenta las mujeres para saber que deben practicar el autoexamen, asistir a la cita ginecológica y hacerse la mamografía?

Es importante saber que la mujer en cualquier momento puede ser diagnosticada con cáncer de mama, que los factores de riesgo son tener hijos después de los 35 años, tener antecedentes de un familiar con cáncer de mama, no haber dado de amamantar, haber tomado anticonceptivos, haber tomado tratamientos hormonales sin indicaciones médicas. Esos son factores de riesgo, pero vemos que hay pacientes que son jóvenes, que dieron de mamar, que tuvieron sus hijos tempranamente, pero tienen cáncer de mama. Además, hay otro grupo de mujeres que tienen el factor hereditario y a lo mejor a ellas no les da cáncer de mama, entonces para el tipo de cáncer de mama los factores de riesgo no se cumplen. Se dice que el principal factor de riesgo es la condición de ser mujer y le sigue el componente hereditario. Hay mujeres que tienen un gen dominante en la familia y a lo mejor a varias no les da. Hay mujeres que diagnosticamos con cáncer de mama, pero esos factores de riesgo no están presentes.

En el caso del autoexamen, ¿a qué tipo de señales deben estar atentas las mujeres?

Hay tipos de cáncer que parecen simular procesos infecciosos porque la mama se pone enrojecida, como una mastitis y la persona toma tratamiento pensando que es una infección.

Otros se presentan como una dermatitis, es decir, alteraciones en la piel, como un hongo, pero es cáncer; de todo eso la mujer tiene que estar en conocimiento; la mayoría de pacientes desarrollan un nódulo (pelota) que va aumentando de tamaño, pero hay un porcentaje de cáncer de mama que se presenta como proceso infeccioso o como problema dermatológico.

El cáncer de mama no aparece de la noche a la mañana, sino que en la mayoría de los casos crece un nódulo, entonces, si la mujer práctica adecuadamente el autoexamen puede ser capaz de detectar un nódulo de un cáncer desde que tiene un tamaño de un centímetro.

¿Cuál es la tasa de sobrevivencia si el cáncer de mama es detectado a tiempo?

Si la mujer no sabe que tiene que hacerse todo ese chequeo, se va a descubrir una enfermedad en etapa muy avanzada y, si es así, las estadísticas dicen que quedan 6 u 8 meses de vida. Si el cáncer de mama es detectado a tiempo, la posibilidad de sobrevivencia puede ser de un 80 o 90%. Y hay que tomar en cuenta que en el cáncer de mama no hablamos de curación, sino de control de la enfermedad.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus