•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Pese al conflicto que se registró durante casi 20 días en la Mina El Limón por la inconformidad de un grupo de trabajadores ante el despido de tres de sus compañeros y que obligó a detener las operaciones de la empresa minera B2Gold, el gerente país de esta firma canadiense, Pablo Venturo, afirma que están buscando cómo extender su actividad en Nicaragua. 

El empresario señaló que las pérdidas por la falta de producción durante los días de crisis ascienden a los casi US$4 millones, pero que están enfocados en cumplir las metas establecidas para este año. "Vemos con optimismo el futuro y creo que estamos en el momento de transformar esto que ha pasado en una oportunidad de entendimiento y de armonía", refirió. 

¿Cuál es la situación actual en la Mina El Limón? ¿Se puede decir que está superada la crisis?

Sí, el lunes 19 de octubre la empresa pudo reiniciar sus labores de operaciones, esto gracias a que a partir de ese día nuestros trabajadores respondieron al llamado que veníamos haciéndoles desde hace algunos días, en el sentido que regresaran a sus puestos de trabajo. Los trabajadores, al encontrar las condiciones de seguridad y estabilidad adecuadas, atendieron a este llamado y han regresado progresivamente a sus puestos, de tal manera que a la fecha de hoy tenemos ya casi la totalidad de los más de 800 trabajadores laborando normalmente. Hay aún algunos puntos pendientes, pero que pronto se van a restablecer, como es el caso de las actividades escolares que estuvieron forzadas a interrumpirse debido a este clima de inseguridad generado por estos actos violentos en contra de nuestros trabajadores. Ya el día de ayer (jueves) un 30% del alumnado había vuelto a clases y nos informan que se están convocando para una reanudación de las actividades de los colegios para el día lunes. Los negocios han vuelto a abr
ir, teníamos más de 250 negocios en el distrito minero que habían tenido que cerrar durante ese periodo, el transporte público entre El Limón y la cabecera departamental de León se ha restablecido normalmente. Entonces creemos que ya hay un ambiente nuevamente de seguridad, en el que se está garantizando la libre circulación y el libre acceso al trabajo de los diferentes actores de la comunidad.

¿Qué condiciones específicas hubo para que se restableciera esa normalidad?

Pienso que lo importante ha sido que tanto la empresa como las autoridades,  la mayoría de la población y los trabajadores encontramos puntos de coincidencia en que lo importante era restablecer la institucionalidad, derechos básicos como el derecho al acceso al trabajo, a la libre circulación.

¿Qué pérdidas tuvieron durante estos días de crisis y en cuánto las valoran?

Creo que este asunto de las pérdidas puede verse desde diferentes perspectivas. Nosotros creemos que el primer afectado ha sido principalmente la comunidad que, como le dije, vio interrumpida su cotidianidad, vio interrumpida su actividad económica, entonces esta pérdida aún no la podemos cuantificar y tal vez nunca lo sepamos. Luego tenemos la afectación que ha tenido la comunidad al verse interrumpido el abastecimiento de los bienes de consumo, entonces también es una afectación para los comerciantes de León y para los comerciantes locales. En cuanto a la empresa, creo que la principal afectación es que hemos dejado de producir durante casi 20 días y esto significa, a los ritmos de producción actual, casi 170 onzas por día de producción que no se han podido realizar, y al ser esta producción generadora de divisas para el país podemos decir que la sociedad nicaragüense, el Estado nicaragüense, se ha visto afectado porque el haber dejado de producir esta cantidad de oro va a tener un impacto en las tributacio
nes y en los salarios que se han dejado de pagar a los trabajadores.

Estas casi 170 onzas que producen diario, ¿qué valor tienen?

205,000 dólares aproximadamente, entonces podemos estar hablando de casi 4 millones de dólares que se dejaron de producir.

¿Sienten que tendrán dificultades para operar de ahora en adelante?

Creo que para entender el fenómeno, hay que conocer la historia de Mina El Limón. Mina El Limón es un distrito que tiene un historial altamente conflictivo, pero pese a ese historial conflictivo que ha tenido hemos logrado, desde que llegamos a Nicaragua como B2Gold en el año 2009, establecer un periodo de casi 5 años sin conflictos de este tipo, hemos tenido continuidad en operación, hemos tenido cifras récord de producción y de exportación, hemos liderado las exportaciones desde el año 2010 en Nicaragua, hemos contribuido al crecimiento del país mediante la aportación al PIB, que es casi del 2.67%, entonces creemos que este episodio nos tiene que llevar a transformarlo de conflicto en oportunidad. Vemos con optimismo el futuro y creo que estamos en el momento de transformar esto que ha pasado en una oportunidad de entendimiento y de armonía.

¿El Gobierno les ha dicho que va a garantizar condiciones específicas de ahora en adelante para operar?

No, yo creo que en este conflicto ha sido muy claro el rol que cada institución ha jugado, cada institución ha hecho uso de sus facultades correspondientes. Yo creo que no se trata de garantizarnos nada como empresa, yo creo que sobre todo es garantizar un ambiente de seguridad, en el que se respeten los marcos institucionales, en el que se respete la ley y también se incluya la opinión de los trabajadores y de la gente, pero dentro de un marco de reglas claras bien establecidas. 

Tomando en cuenta el desempeño que tuvieron el año pasado en cuanto a producción, ¿qué diferencia habrá al final de este año?

Hay que entender que el precio del oro es una variable internacional, sobre la cual no tenemos incidencia y vemos que el precio del oro en la actualidad es el más bajo de los últimos cinco años. Lo que sí podemos hacer nosotros para paliar la situación es mantener nuestro nivel de productividad, mejorarlo, ser austeros y enfocarnos en aquello que sí podemos hacer para mejorar. Los márgenes dejados por El Limón se ven afectados, se ven afectadas también nuestras aportaciones al Fisco por una reducción del valor de nuestras exportaciones; sin embargo, nuestras metas productivas se mantienen, en Mina el Limón debemos alcanzar las 55,000 onzas para el año 2015.

El Gobierno declaró no viable la explotación de oro en Rancho Grande, ¿esto impacta en sus proyecciones de operación en el país?

Nosotros respetamos cada fuero y cada competencia que tienen las instituciones en Nicaragua. En efecto, el lunes 19 por la tarde nos fue notificada esta decisión respecto a un proceso de permiso que habíamos iniciado en el Marena; nos toca en este caso actuar de acuerdo con lo que la ley nos permite hacer. Estamos aún en proceso de evaluación de cuáles van a ser las alternativas a mediano plazo, porque tenemos que garantizar la continuidad del distrito minero de El Limón, (porque) en la medida que nosotros encontremos más fuentes de donde hacer la explotación moderna y responsable que hacemos, vamos a poder garantizar esta continuidad del distrito minero. Tenemos a nuestro equipo de exploración, que tiene una cartera de proyectos en diferentes partes del país, principalmente en los alrededores de las minas existentes, y tendremos que concentrarnos en ver cuál de ellos puede ayudarnos a cumplir este objetivo, que es extender la vida del distrito minero de El Limón.
 
A propósito de esto, ¿qué planes en concreto tienen para los próximos años?

El Limón tiene reservas hasta el año 2017, entonces tenemos un equipo especializado haciendo exploración, haciendo interpretación de los estudios para ver de qué manera podemos nosotros encontrar un recurso que sea factible desde el punto de vista económico, ambiental y técnico, porque la idea es que El Limón vaya más allá del 2017. Ahora no es el caso, pero estamos en ese esfuerzo. 

Y se están haciendo estudios para saber por cuánto más se podría extender la operación.…

Claro, tenemos un equipo de exploración independiente, gente muy experimentada y especializada en ese trabajo, entonces tenemos en el mapa de Nicaragua varios proyectos de ese tipo en las zonas concesionadas para identificar cuál es el que reúne las mejores condiciones para que se incorpore a nuestro plan de producción.

Representante de B2Gold

Pablo Venturo
Nacionalidad: Lima, Perú
Profesión: Ingeniero de minas

Llegó al país en abril de 1998 como ingeniero de planificación de minas.
Fue gerente general de Mina El Limón (León) y Mina La Libertad (Chontales).
Desde enero de 2013, es gerente país de B2Gold. 

  • 1,400 trabajos directos existen en las minas que opera B2Gold en el país.
Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus