•   Masaya, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La vieja estación de Niquinohomo ya no acoge vagones de ferrocarril, sino diversos instrumentos musicales que tocan niños y adolescentes en los cursos de música que imparten en la ahora Casa de la Cultura.

Los niquinohomeños se encuentran contentos con la iniciativa impulsada por el gobierno municipal y el Instituto de la Cultura, instituciones que han restaurado la vieja estación, dejando las sillas de espera del tren como estaban en la época cuando funcionaba el ferrocarril que conectaba con la región occidental del país.

Según Jaqueline Sánchez, secretaria de Cultura, ellos ofertan clases de danza y música. La danza se imparte diario por las noches, porque los jóvenes estudian y los sábados reciben clases de música filarmónica.

Además, si hay algún donativo, se imparten cursos de pintura y de bisutería; los únicos requisitos que piden son el interés, el entusiasmo y los niños que quieran aprender música sepan leer.

“La Alcaldía de Niquinohomo paga al instructor de música, porque es un profesor independiente e imparte clases dos veces a la semana.

Además, si dan clases de pintura la comuna da los materiales, al igual que si se imparte el curso de bisuterías”, dijo la secretaria de la Cultura.

Historia del ferrocarril

Cabe destacar que don Tito Ruiz, encargado de la Casa de la Cultura en Niquinohomo, relata la historia del ferrocarril a los visitantes que preguntan el origen de este lugar.

Este lugar está funcionando desde que se nombró Casa de la Cultura. La alcaldía ha dado mantenimiento, pero este año el Instituto de Cultura invirtió en la antigua estación.

El techo es el mismo, se limpió y se pintó. Prácticamente es para conservar su estructura antigua e igual la cocina que era de piedra y madera, y se creó tal como estaba al inicio: todo de madera. Las bancas son las mismas para que las personas vengan y rememoren la vieja estación.

Héctor Guerrero, habitante de Niquinohomo, aseguró que la restauración de la Estación del Ferrocarril ha sido provechosa, porque acá vienen visitantes de todas partes del país.

“Este sitio es bien visitado, en las tardes hay cursos de manualidades. Además, a la juventud se les inculca el valor de la música y aleja de los vicios como la drogadicción”, señaló Guerrero.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus