•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Cuando se trata de salud sexual y reproductiva, las mujeres son las que más se preocupan ante cualquier anomalía, mientras que los hombres rehúsan a asistir a citas médicas para atenderse en dicho campo de la salud.

Así lo indicaron especialistas consultados por El Nuevo Diario ante el hecho que del total de casos de Infecciones de Transmisión Sexual (ITS) registrados durante el 2014 por el Instituto Nicaragüense de Seguridad Social (INSS), el 96.5% corresponden a mujeres y solo un 3.4% a hombres.

Según el Anuario Estadístico del INSS 2014, se atendieron 40,444 casos de ITS, de los cuales 39,060 fueron en mujeres y 1,384 en hombres. Cabe destacar que la mayoría de asegurados y beneficiarios son del sexo masculino, pues de los 725,014 cotizantes durante el año pasado, 57.6% fueron hombres y 42.4% fueron mujeres.

“Está demostrado que las mujeres somos quienes más vamos a los servicios de salud. Los hombres, en tanto, consideran que no se enferman y que no necesitan ir a una cita médica”, refiere la especialista en salud pública, Marianela Corriols.

A tomar en cuenta

La directora ejecutiva de las casas de la mujer Ixchen, María Lourdes Rodríguez, coincide en que las mujeres son las que más asisten a consultas sobre salud sexual y reproductiva, pero dice que, en parte, ello se debe a que muchas ITS son asintomáticas en los hombres.

“Las mujeres somos las que presentamos más síntomas como cambio de color en el flujo vaginal, picazón y dolor durante la relación sexual. Entonces al sentir cualquiera de estos síntomas, vamos inmediatamente a una consulta médica”, detalla.

Corriols añade que otro factor que influye para que las mujeres aparezcan como las más afectadas en las estadísticas sobre incidencia de ITS, es que en los servicios de salud sexual y reproductiva se prioriza a las embarazadas.

Con base en la experiencia en Ixchen, Rodríguez agrega por su parte que las mujeres que asisten a consultas por una ITS y reportan que tienen una pareja estable, se les entrega el medicamento que, según el caso, es requerido por el hombre, por lo que ellas se encargan de llevárselo e indicarles cómo tomarlo.

Particularidades entre hombres y mujeres

En detalle • Las estadísticas del INSS sobre casos de ITS identificados por la Instituciones Prestadoras de Servicios de Salud (IPSS) muestran que la mayoría están entre mujeres de 15 a 34 años, con 24,356, seguidas de las mujeres entre 35 y 54 años, con 13,498.

Entre las infecciones que presentan más incidencia están la vaginosis, la cervicitis y la EIPA (enfermedad inflamatoria pélvica), las cuales son patologías “únicas y exclusivas” de las mujeres, destaca el ginecólogo y obstetra Lenín Santamaría.

El especialista explica además que esas enfermedades no están determinadas siempre por la actividad sexual, sino que en muchos casos tienen que ver con episodios de estrés extremo y técnicas de aseo vaginal inadecuadas.

Respecto al Virus del Papiloma Humano, cuyos casos ascienden a 1,379 en mujeres y 363 en hombres, Santamaría apunta que este genera mucha preocupación entre las mujeres y es causa de consultas porque existe conciencia de que está altamente relacionado con el cáncer cervicouterino.

“Las mujeres le tienen miedo (al VPH) y ante cualquier indicio hacen una consulta, mientras que los hombres no sienten que tienen responsabilidad o riesgo ante esta enfermedad y no hacen consultas”, dice.

Y es que el VPH en los hombres puede manifestarse de dos formas: al momento del contagio con verrugas en el pene, que desaparecen por el mismo sistema inmunológico, y con lesiones dentro de la uretra que no son visibles, pero contagiosas.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus