•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Las calles de Managua se volvieron a teñir de rosa ayer, cuando unas 8,000 personas participaron en la V Carrera-Caminata 6K Juntos por la Cura, cuyo objetivo es recaudar fondos para apoyar el trabajo de la Fundación Ortiz Gurdián (FOG) en la atención gratuita a mujeres con cáncer de mama y la detección oportuna de esta enfermedad.

Vistiendo prendas de color rosado o con el símbolo de la lucha contra el cáncer de mama, adultos y niños —la mayoría en familia— se congregaron a las 5:30 de la mañana en el Centro Corporativo Banpro, en Plaza España, y luego de un tiempo de calentamiento que fue dirigido por un profesional, partieron con gran entusiasmo a la carrera-caminata.

Es impactante ver todas estas personas que vinieron a participar, porque han sido afectadas de alguna manera”. Annie Ortiz de Horvilleur,  directora ejecutiva de la Fundación Ortiz Gurdián.

Unos corrieron y otros caminaron, pero todos cumplieron con la meta de llegar hasta el supermercado La Unión de Carretera a Masaya y regresar al punto de inicio, donde mujeres sobrevivientes al cáncer de mama los esperaron para imponerles una medalla de reconocimiento.

Fue a eso de las 8:00 de la mañana que todos terminaron de retornar.

La directora ejecutiva de la FOG, Annie Ortiz de Horvilleur, calificó de exitosa la carrera-caminata al ver la cantidad de personas que participaron y la energía con que lo hicieron. “Siento que estamos más empapadas y conscientes del cáncer de mama y eso es bueno, estamos en un clima feliz y de eso se trata, no se debe sentir que es el fin del mundo, hay gente que apoyar y eso nos tiene que dar ánimo”, afirmó.

Para Ortiz de Horvilleur, el cáncer de mama no se puede obviar porque puede afectar a cualquier mujer y por cada mujer que es diagnosticada con esta enfermedad, hay familias y amistades que pasan por esa dura experiencia. 

“Podemos estar juntos venciéndolo, concientizándonos y podemos apoyarnos y hacer todo lo que tenemos que hacer, como recaudar fondos para apoyar a las mujeres necesitadas”, subrayó.

Solidarias

Génesis Cano, que ha participado en las cinco ediciones de Juntos por la Cura, llegó con su bebé de cuatro meses en brazos y siete miembros más de su familia, pues su tía Fanny Cano batalló cinco años contra el cáncer de mama, apoyada por la FOG, y aunque hace tres años falleció, ella sabe que esta enfermedad puede afectar a cualquiera y por eso apoya esta iniciativa.

“Es una causa social sin fines de lucro que es para salvar vidas, el cáncer es una enfermedad muy difícil, porque no solo sufre el cuerpo sino que se sufre emocional y mentalmente, y no solo sufren los que la están padeciendo sino sus familias y personas que están a su alrededor”, indicó, por su parte, Karen Duarte, quien llegó acompañada por su hermana y amigas.

  • 5 años lleva realizándose esta carrera-caminata Juntos por la Cura, a beneficio de las personas atendidas por la Fundación Ortiz Gurdián.

Duarte se declaró doblemente satisfecha, pues aparte de apoyar esta acción a favor de mujeres con cáncer de mama, ganó uno de los tres boletos aéreos con destino a Estados Unidos que rifó Delta Airlines, que es una de las empresas que organiza y patrocina la carrera-caminata, entre las personas que se inscribieron días antes.

Su hermana, Flor Duarte, remarcó que es importante participar y apoyar iniciativas como esta porque el dinero recaudado es para financiar el tratamiento integral que reciben gratuitamente mujeres con cáncer en la FOG, cuyos representantes han señalado que el costo por cada paciente es de unos US$21,000.

En tanto, Lesbia Sánchez, una joven que asistió con toda su familia, apuntó que “como mujer apoyo porque tengo una madre, tengo una hermana y tengo tías que son propensas a padecer de esta enfermedad”.

En la batalla

Para Aryeri Cuarezma, que llegó acompañada por una amiga y su exesposo, esta fue la primera vez en Juntos por la Cura, pues hace ocho meses le diagnosticaron cáncer de mama y, con el apoyo de la FOG, ya lleva 2 de 6 quimioterapias programadas.

La felicidad de esta mujer es notoria, tras llegar a la meta.Pese a la dura situación a la que se enfrenta, esta mujer de 34 años luce optimista y en un papelito que colgó en un espacio designado para que las personas pusieran mensajes alusivos a la causa, escribió: “Por la lucha contra el cáncer de mama, próxima sobreviviente Aryeri Cuarezma”.

“Soy paciente de la Fundación (Ortiz Gurdián), no sobreviviente aún, pero sí en la lucha y agradecida con Dios de pertenecer a la fundación y recibir los beneficios que ellos dan”, dijo Cuarezma, cuyo cáncer apareció como una mancha hemática en el pezón de su seno derecho.

“Resultó que tenía un cáncer in situ, me hicieron la mastectomía y resultó que el cáncer no solo llegó ahí, sino que sacaron tres ganglios y dos salieron afectados, entonces la afectación no es solo en la mama, sino en los alrededores”, contó.

Cuarezma remarcó que es importante que las mujeres se practiquen el autoexamen y ante cualquier anomalía asistan donde un médico especialista, pues en su caso, al ver la mancha hemática en su pezón, investigó al respecto en internet y encontró, erróneamente, que se debía a un problema hormonal y que iba a desaparecer en dos semanas. 

  • Esta iniciativa es impulsada por Nestlé Nicaragua en alianza con decenas de empresas solidarias con la causa, como Walmart y Banpro.
Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus