Mercedes Sequeira
  •   Chontales, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La juez local penal de Juigalpa, Sandra Tablada, absolvió al médico José Benito Flores Jarquín y a la enfermera Alejandra Jamileth Vásquez Mendoza, por los delitos de homicidio imprudente en perjuicio de Mabel Elieth Álvarez Díaz y de lesiones gravísimas en su hijo Pablo Alberto Álvarez Barrera.

“Hubo una sentencia absolutoria (en el médico y en la enfermera), en vista de que no se logró desvirtuar la presunción de inocencia  que por efecto constitucional cobija a todo acusado, ya que la relación fática de los hechos acusados no fueron demostrados en el juicio oral y público”, consideró la jueza Tablada.

De las partes involucradas en el proceso, el señor Daniel Alcides Barrera Raudales, quien era esposo de la víctima Mabel Elieth, se negó a firmar la notificación del acta por no estar de acuerdo.

Sobre este presunto caso de negligencia también estuvo  involucrado el gineco obstetra Pedro Rafael Miranda Castillo por los mismos cargos, sin embargo este decidió mediar con el esposo de la víctima, previo al juicio oral y público.

Este caso de supuesta negligencia médica ocurrió el 1 de diciembre  del año 2012 cuando la joven  Mabel Elieth Álvarez Díaz fue trasladada del centro de salud del municipio de Santo Tomás, al hospital escuela Asunción de Juigalpa para que diera a luz a su bebé.

En dicho hospital la joven tras dar a luz con dificultad por parto natural, se agravó y en vista de la hemorragia vaginal que tenía después del parto, los médicos le practicaron una histerectomía, la cual fue en vano porque se murió, tras sufrir un shock hipovolémico.

Mientras que su bebé, aunque está vivo, enfrenta problemas de discapacidad por la asfixia neonatal que tuvo al momento de nacer.

La judicial explicó que absolvió a los acusados de los cargos porque la Fiscalía en una de las pruebas más importantes no logró demostrar mediante una nota médica, que le hayan hecho la práctica de kristeller a Mabel  Elieth cuando esta dio a luz a su niño, y que tampoco se demostró que dicha práctica fuera prohibida por el Ministerio de Salud.

También refirió que en la acusación, el marido de la joven decía que “ella murió porque le habían fracturado una costilla,  y eso tampoco se logró demostrar” reiteró Tablada.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus