•   Chinandega, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Una mañana de trabajo dedicada a la obra de Dios se convirtió en una tragedia luego de que una fuerte ola arrebató las vidas de tres mujeres en el balneario Pasocaballos, del municipio de Corinto, en Chinandega.

Un grupo de cristianos, procedentes de la comunidad San Juan de las Pencas, llegó al balneario para grabar imágenes que serían utilizadas en un video de canciones religiosas que sería visto el fin de semana en la Iglesia Ríos de Agua Viva, de Chichigalpa.

Todo se estaba preparando para el montaje del video. Las jóvenes con sus uniformes, la coreografía, la elección de la canción y los puntos donde se grabarían, cuando de repente sucedió lo inesperado.

María Eulogia Herrera, 42 años, su hija Yatzari Herrera de 13 y su nuera Sara Mendoza, de 18, decidieron bañarse.

“Luego vino una ola y solo miramos que sacaban las manos”, dijo el Pastor Marvin Altamirano García.

BUSCAN A JOVENCITA

El grupo de unas 20 personas que llegó a bordo de un camioncito azul, placa CH19891, pidió auxilio y se contactó con el Cuerpo de Bomberos, la Cruz Roja filial Corinto y la Fuerza Naval del Pacífico del Ejército, para iniciar la búsqueda de las desaparecidas.

La primera en ser lanzada sin vida por el mar fue María Eulogia Herrera, seguida de Sara Mendoza, sin embargo, lanchas del Distrito Naval intensificaron ayer por la tarde la búsqueda de la tercera persona, cuyo cuerpo hasta ayer no había sido localizado.

Familiares de Doña Eulogia dieron cuenta que ella llamó por vía celular a su esposo, a quien le pidió que cuidara a sus hijos.

La menor desaparecida era la única hija de un matrimonio que procreó cuatro hijos, y estudiaba el primer año de secundaria en el Instituto de la Villa 15 de Julio.

[Actualización: Encuentran cuerpo de niña que se ahogó en Corinto]

La coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía, Rosario Murillo, lamentó la tragedia y aseguró que las autoridades ya habían advertido de la presencia de altas mareas en el Pacífico de Nicaragua.

“Aquí estaba el comunicado de Ineter que dice precisamente que no vayan los pescadores en embarcaciones frágiles y a los bañistas y pobladores que tomen las medidas de precaución. En el caso de esta familia parece ser que desconocían esta alerta que hay sobre oleajes y mareas altas en el Pacífico, también en el Caribe”, indicó  Murillo.

En noviembre del año pasado, dos estudiantes de la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua que andaban de paseo se ahogaron en ese mismo sector.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus