•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Tezoatega era el nombre de origen Náhuatl, del territorio o señorío gobernado por el cacique Agateyte, en la región noroeste de Nicaragua y que ahora toma el nombre del territorio turístico del municipio de El Viejo en Chinandega, que abarca las reservas protegidas del estero Padre Ramos y el volcán Cosigüina.

Desde el año 2007, Ana Yubelka Zeas, se empezó a vincular con la actividad turística en su natal Chinandega, a través de su pequeña empresa Cooperativa de Servicios Turísticos (Coositour), dedicada a ofrecer a los visitantes senderismo, avistamiento de aves en el volcán Cosigüina y la posibilidad de contemplar una vista panorámica del Golfo de Fonseca.

La empresa de Zeas es una de las 12 Mipymes turísticas que forman parte del circuito Tezoatega lanzado oficialmente ayer.

“En los últimos 20 meses se identificaron algunos negocios turísticos y se trabajó fortaleciéndolos en el tema de turismo rural sostenible, en cómo hacer turismo responsable y se apoyó en la creación de planes de negocio para mejorar su oferta en el territorio”, comentó Iván Ramírez, coordinador del proyecto circuito Tezoatega.

Ramírez agregó que ambas áreas protegidas tienen gran importancia por la biodiversidad presente en las zonas, por lo tanto es fundamental el manejo adecuado, tanto de los visitantes como de los propietarios de las iniciativas turísticas locales.

¿QUÉ VER EN TEZOATEGA?

Ramírez precisó que como parte de la preparación del circuito se realizaron algunas inversiones en infraestructura, especialmente en interpretación de los senderos, un museo gráfico, muelles flotantes, parques y rotulación.

Zeas externó que los tours en las localidades cercanas al volcán Cosigüina incluyen visitas a las zonas donde se aprecian lapas rojas, recorridos en islotes, visitas a los farallones o a una cooperativa dedicada al cultivo del pargo.

“Antes escalar el volcán tenía un precio de 25 dólares, siendo asistidos por guías y con derecho a una merienda, mientras que visitar los islotes tenía un precio de 130 dólares, hoy hemos estructurado un precio único para visitar el circuito como tal”, señaló Zeas.

De igual manera agregó que para reducir el impacto generado por las visitas en las áreas protegidas los empresarios turísticos han sido capacitados para dar tratamiento a desechos sólidos  y manejo de basura así como la reforestación en la zona.

DESARROLLO LOCAL

Por su parte Yazmira Navas, representante del gabinete de turismo del municipio de El Viejo, Chinandega destacó que con el proyecto se ha logrado establecer un encadenamiento entre los empresarios locales a través del turismo rural sostenible.

“Los gabinetes y mipymes turísticas, guías comunitarios, las brigadas comunitarias de protección y vigilancia y las cooperativas de pescadores y marisqueros de la zona forman parte del esfuerzo. Nuestra zona cuenta con manifestaciones culturales, belleza escénica, historia volcánica y conectividad fronteriza, a través del Golfo de Fonseca, con Honduras y El Salvador”, dijo Navas.

Navas destacó que aunque los costos de transportarse hasta la zona son un poco altos, se han establecido alianzas con tour operadoras y hoteles locales para coordinar las visitas a uno o  ambos destinos por un costo de 140 dólares.

La creación del circuito Tezoatega contó con el respaldo financiero de la Unión Europea a través del programa Ruta Colonial y de los Volcanes, cuya ejecución fue realizada por la organización Amigos de la Tierra, Fundación Líder, Flora y Fauna internacional y el asesoramiento técnico del Gran Ducado de Luxemburgo.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus