•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Allan Cruz está por concluir su formación como periodista en la Universidad de Ciencias Comerciales (UCC), en Managua. Cruz es originario de Matagalpa, donde trabaja para un canal de televisión local de lunes a viernes, de manera que solo dispone de los sábados para estudiar, viajando a la capital. Esta fue su rutina hasta febrero de este año, cuando optó por continuar sus estudios a través de una plataforma en línea que oferta la misma universidad.

“Tenía unas clases pendientes y como las estaban ofreciendo solo en días de semana, yo no podía asistir por razones del trabajo. Por eso en mi facultad me hablaron de la posibilidad de cursarlas a través de internet y me pareció bien, para no seguir viajando hasta Managua a recibir clases y sí seguir mis estudios”, explica Cruz.

En ocasiones, dice, aún se le complica un poco dar seguimiento a sus tareas porque vuelve cansado del trabajo, pero sostiene que no se arrepiente de haber seleccionado esta opción. 

“Me he ahorrado algo de dinero, cumplo en mi trabajo y lo hago a mi ritmo en la universidad”, compara.

Conectados

En Nicaragua, cada vez son más las universidades públicas y privadas que impulsan la formación de sus estudiantes a través de modalidades en línea. Algunas como un refuerzo de materias específicas, pero otras con cursos completos. Diversos especialistas consultados por El Nuevo Diario coinciden en que esta opción ofrece varias ventajas tanto a la academia como a sus estudiantes.

“Desde 1998 la Universidad Nacional de Ingeniería comenzó a desarrollar esfuerzos para potenciar el uso de internet, no solo como una fuente de información, sino también como herramienta indispensable en la formación de profesionales y con la aprobación del nuevo modelo educativo”, asegura Juan Manuel Toribio, director del programa Uni-Online.

Luis Genet, director del departamento de Tecnología Educativa de la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua (UNAN) y Léster Salgado, director del programa UCC Virtual, están de acuerdo en que con este tipo de iniciativas se reducen los costos para la universidad y se ofrece un horario más flexible para los estudiantes.

¿Pero en qué consiste exactamente un sistema de educación virtual? Toribio resume este tipo de herramientas en una serie de plataformas de enseñanza que se pueden implementar para hacer uso del método, muchas de las cuales están relacionadas al sistema de software libre.

“Entre ellas están los sistemas de gestión de contenidos (CMS) que vendrían a ser un sitio web en el que el usuario solo encuentra información y a descargar; también están las LMS que son sistemas de gestión del aprendizaje y ahí ya uno interactúa, se ve el docente, hay administradores de cursos y este tipo de filosofía de plataformas educativas ya propician la educación en línea como tal, con procesos de evaluación, procesos de creación de actividades, repositorios de documentos y otras herramientas importantes como son los correos masivos, es decir propician la formación que rompe con el esquema espacio tiempo”, dijo Toribio.

Precisamente, son este tipo de acciones las que han beneficiado al estudiante matagalpino Allan Cruz. “En la plataforma hay una opción donde están todas las unidades y cada unidad tiene su asignación, una vez que logras terminar las asignaciones pasás a la siguiente unidad”, detalla.

CapacitaciónLa educación virtual abarca diferentes áreas de estudio. Archivo / END

El uso de las plataformas en línea es de reciente data en las universidades del país. Sin embargo, las almas máter están invirtiendo tiempo y recursos en la capacitación de profesores, que genera contenido y también en especialistas que administran las plataformas, todo desde la innovación del desarrollo de los cursos.

“Se han impartido varios diplomados para la formación de los docentes de la facultad de educación, y de hecho la UNAN está ofertando no solo la carrera de formación docente, sino también una maestría en entornos virtuales de enseñanza y aprendizaje”, precisa Genet.

En el caso de la UCC, Salgado asegura que ellos también han desarrollado varios cursos para los catedráticos de esta casa de estudios, de manera que puedan aplicar cursos a través de sistemas virtuales de aprendizaje.

Se estima que para los estudiantes, el ahorro con las modalidades en línea puede ser de hasta un 40% respecto a los métodos tradicionales.

Diplomado a nivel regional

La Universidad Americana (UAM) también está apostando por la formación en línea, dando los primeros pasos para lo que será su sistema de formación e-Learning, a través de la puesta en marcha de un diplomado sobre Responsabilidad Social Empresarial a nivel regional.

“En este esfuerzo participan 50 personas representantes de empresas de toda la región. Es el primer esfuerzo que se hace desde la universidad para desarrollar componentes que involucran las nuevas tecnologías en la formación”, acotó Adela Schaffer, coordinadora del diplomado.

Schaffer agregó que actualmente la UAM está estructurando la unidad que se encargará de potenciar la educación en línea, que será un componente fundamental en los procesos de formación académica desarrollados por esta casa de estudio, tanto en pregrado como en posgrados. La unidad estará funcionando a plena capacidad a partir de 2016.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus