•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Por primera vez en Nicaragua, el controversial tema del trabajo sexual será abordado por periodistas y estudiantes en un concurso nacional organizado por ICCO Cooperación, Aids Fonds y la Asociación de Trabajadores en Educación, Salud e Integración Social (Tesis).

Esta iniciativa forma parte del programa SUSO II (Stepping Up, Stepping Out Fase II), el cual trabaja con la red mundial de trabajadoras sexuales y está presente en 11 países, explicó Francisco Pavón, oficial de Comunicación de ICCO Cooperación Centroamérica.

“SUSO tiene como objetivo usar la experiencia holandesa en proyectos de desarrollo profesional y empoderamiento económico como una estrategia de intervención para la prevención de VIH”, indicó Pavón.

Agregó que este programa, como parte de su estrategia de comunicación, impulsa este concurso, con el cual se pretende visibilizar y concientizar a la opinión pública sobre esta problemática.

Misión principal

Por su parte, Haydée Sánchez, de la asociación Tesis y coordinadora del Programa SUSO II en Nicaragua, destaca que la misión principal del proyecto y de este concurso es contribuir al “mejoramiento del ejercicio de los derechos humanos de las mujeres trabajadoras sexuales, además de coadyuvar al desarrollo de sus capacidades personales, técnicas y empresariales, que faciliten el proceso de salida de la prostitución”.

ICCO Cooperación ha promovido concursos similares en Bolivia y Brasil, sin embargo, en Nicaragua ha querido incluir no solo a profesionales del periodismo, sino también a estudiantes del último año de las carreras de Comunicación Social, Periodismo y Relaciones Públicas para “contribuir desde sus primeros pasos como futuros periodistas a una cobertura ética, respetuosa y a profundidad del tema, lejos del amarillismo”, comenta Sánchez. 

Actividad legal

En Nicaragua, el trabajo sexual es legal, lo que está castigado es el proxenetismo, es decir, obtener beneficios económicos de la prostitución a costa de otra persona. 

Pese a ser legal, el trabajo sexual está rodeado de estigma y discriminación. Esto sitúa a las trabajadoras sexuales en una posición marginada y las hace más vulnerables a las ITS, el VIH y distintas formas de explotación.

En Nicaragua hay varias organizaciones dedicadas a dar apoyo a las trabajadoras sexuales, como por ejemplo, la Asociación  de Trabajadores en Educación, Salud e Integración Social, la Asociación de Mujeres Trabajadoras Sexuales Girasoles o la Red de Mujeres Trabajadoras Sexuales de Latinoamérica y el Caribe.

Para concursar

Los trabajos a concursar pueden inscribirse en las categorías de prensa escrita, radio, televisión o medios digitales y se podrán presentar hasta el 20 de noviembre de 2015. Los trabajos ganadores, uno por categoría, recibirán un estímulo de US$1,000 en el caso de los periodistas profesionales y de US$250 en el caso de los estudiantes.

Para más información, descargar las bases completas en www.facebook.com/ICCOCentralAmerica  o  www.iccoca.org o llamar a los teléfonos: 2278 2472 y 2277 0555.

  • 14 mil trabajadoras sexuales de diferentes orígenes y edades, es el subregistro que se maneja en Nicaragua.
Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus