•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Desde ayer, la Universidad Americana (UAM) es sede de la Cumbre Ambiental COP21 Nicaragua 2015, que busca difundir el conocimiento sobre el cambio climático y el impacto que tiene en la sociedad.

Ernesto Medina, rector de la UAM, explicó que habrá 27 mesas de discusión, abordando la situación y buscando soluciones.

El evento es organizado por la UAM, la Academia de las Ciencias de Nicaragua, el Centro de Entendimiento con la Naturaleza (CEN) y la Universidad Nacional Agraria (UNA).

¿Quiénes estarán como especialistas en esta cumbre?

Aquí, a nivel local, los que han estado son Allan Bolt, está también aquí por la Universidad Americana la doctora Giselle Poveda y el doctor Michael Báez, que es belga, que también es miembro de la Academia de Ciencias de Nicaragua y que ha estado trabajando en el programa. Luego en las metas tenemos a un número grande de invitados.

¿Qué temáticas se abordarán en la cumbre? 

Como está organizada la actividad es por mesas de trabajo, los expertos se van a reunir por cada meta de trabajo con un coordinador que normalmente es una persona reconocida en el campo, es un grupo de expertos que son los que van a dar la pauta de la discusión y luego esperando unos 25 o 30 participantes por mesas. Como van a ser simultáneas (las mesas de discusión), la gente se va a distribuir de acuerdo con sus intereses porque en estas 27 mesas hay temas como el cultivo de café, el cambio climático, los sistemas productivos en las zonas secas de cara a la desertificación, la seguridad alimentaria, los sistemas de producción ganadera y cambio climático, el currículo educativo sobre medioambiente en la educación básica, o sea, primaria y secundaria.

También el currículo educativo y ambiental para la educación superior es un tema; la urbanización y la adaptación al cambio climático; las políticas financieras y el cambio climático; la inversión frente al cambio climático... 

Nicaragua y Centroamérica figuran entre los países y las regiones que más sufren por el cambio climático. ¿Por qué es importante que se hagan este tipo de eventos y poder hacer una conciencia sobre lo que está ocurriendo a nivel global?

Nicaragua, la región en general, no está causando el problema, las emisiones industriales aquí y en la región son mínimas, pero todos los expertos coinciden en que esta es una de las regiones más vulnerables por las consecuencias de lo que está ocurriendo con el clima por nuestra posición geográfica, por la fragilidad que tienen los ecosistemas de Centroamérica, estamos amenazados más que los grandes países que son los principales culpables del cambio climático como producto de los gases invernaderos y las emisiones industriales, pero también hay que reconocer que tenemos nuestros propios problemas que los estamos causando nosotros con la deforestación, con el mal manejo de las cuencas hídricas, con el descontrol que hay en las aguas subterráneas, el desorden en el crecimiento de la ciudad, o sea, hay problemas que se suman al de la problemática ambiental del mundo que nosotros estamos ocasionando y que nosotros tenemos que controlar, entonces en esta actividad nosotros vemos varios aspectos, primero el impacto que está teniendo este proceso mundial de deterioro ambiental, y el otro contrarrestarlo, pero también analizar, qué es lo que nosotros estamos contribuyendo a ese problema, por ejemplo con malas prácticas de producción, con el crecimiento desordenado de la frontera agrícola, con prácticas de pesca no muy racionales, el descuido en el que han caído muchas áreas protegidas del país, o sea, hay muchos problemas que nosotros nos estamos ocasionando y estamos haciendo poco para remediarlos. Entonces la idea es discutirlo y queremos discutirlo intersectorialmente porque creemos que este no es un problema del Gobierno, ni es un problema solo del sector privado, de los productores, sino que es un problema de todos y queremos que estén en la mesa productores, representantes del Gobierno, que nos acompañen científicos o sea representantes del sector académico y de la población en general, que están preocupados por el tema y quieren informarse y participar en las discusiones en la búsqueda de propuestas.

¿Qué sectores son los que deben formar parte de estos procesos y liderarlos para poder hacer conciencia entre la población? 

Como mencioné, yo creo que involucrados deben estar el Gobierno, el sector privado grande y pequeño, la academia tiene que participar y yo creo que también la sociedad civil organizada, todas las organizaciones que están trabajando desde hace mucho tiempo en el tema ambiental y en educación ambiental. Yo creo que no se debe excluir a nadie porque hay que hacer un esfuerzo gigantesco y el problema, yo diría, es casi existencial para todos, o sea que aquí nadie puede pretenderse que no tiene ninguna responsabilidad y tampoco nadie puede pretender resolver esto solo.

Yo creo que lo más importante aquí va a ser un proceso de educación para todos, pero ya no podemos ver los recursos naturales como los veíamos antes, como que eran eternos, que nunca se iban a acabar y que no importaba acabar con un bosque porque la actividad que lo reemplazaba iba a jugar el mismo papel o iba a ocasionar más desarrollo para el país, y en la mayoría de los casos vemos que esa mentalidad ya tenemos que cambiarla por una mentalidad donde nuestra relación con el medioambiente sea vista en función de un desarrollo meramente sostenible del esfuerzo que todos estamos haciendo para tratar de mejorar las condiciones de vida para todos y darles oportunidades también a todos.

Nosotros creemos que a través de todos los esfuerzos que hay que hacer para remediar el daño que se ha hecho en algunos ecosistemas para evitar el daño en otros, yo creo que también surgen oportunidades de trabajo de negocio.

El tema educativo es fundamental.

¿Quién y por cuánto tiempo deberían implementarse esas políticas educativas? 

Permanente, este no es un tema que se va a solucionar únicamente con un cambio en los programas de estudio… va a ser un proceso de muy largo plazo y, por lo tanto, lo que tiene que haber ya es una voluntad política de parte de las autoridades de educación, en primer lugar tanto del Ministerio de Educación, Consejo Nacional de Universidades, Instituto Nacional Tecnológico, de las universidades privadas en su conjunto que tienen que tomar decisiones acerca de cómo se va a incorporar dentro de la formación de los futuros profesionales el tema ambiental, pero esto de nuevo es una discusión que tiene que darse entre las universidades, entre las autoridades de educación, tanto de los ministerios como de las universidades, pero con participación también del sector privado.

Alternativas en esta cumbre que podrían ayudar a paliar estos efectos…

En general, en las mesas se van a presentar metas y creo que hay una mesa de buenas prácticas, que es lo que se está haciendo ya. En Nicaragua misma, ya hay ejemplos interesantes y hay unas metas sobre buenas prácticas; hay cosas que ya se están haciendo que deberíamos replicarlas en otro lado. Pero, en general, todas las mesas tienen como objetivo sacar propuestas. O sea, la mesa del café queremos que saque propuestas, recomendaciones para los cafetaleros, para el Gobierno, sobre los cambios que deberían darse en la industria del café, para no seguir teniendo los problemas que ya estamos teniendo. Con los bosques, lo mismo, con la industria pesquera, con la agricultura…

Con todas esas propuestas que se van a recoger, se va a elaborar un documento y se va a mandar a París, ¿cuándo enviarían este documento?

El documento para el objetivo es de que primero los jefes de gobierno, las autoridades que van a estar en esa conferencia mundial, sepan que en Nicaragua estamos también preocupados en el tema, que hubo una reunión donde participaron todos los sectores de la población nicaragüense y que tenemos un documento con recomendaciones. Queremos que se sepa que Nicaragua también participó en este proceso de preparación de la cumbre. Pero luego lo más importante, creo yo, es que ese documento se dé a conocer en todo el país, porque obviamente en tres días de conferencia no se agota todo el tema y queremos que después en una segunda etapa que las recomendaciones ya sectoriales, por ejemplo en el café, seguir profundizando la discusión con los cafetaleros… 

Creo que lo que está en juego con el tema ambiental es tan importante que no podemos darnos el lujo de que esta sea una conferencia de argumentos bonitos, sino que tiene que ser una invitación a la acción, a tomar acción y que cada quien asuma responsabilidades para que esto no se convierta en una tragedia y más para nosotros, que somos de los más vulnerables.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus