•   Rivas, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Un joven comerciante de pollo, de la ciudad de Rivas,  fingió ante sus familiares estar secuestrado, para que le entregaran a sus supuestos verdugos C$150,000 y así poder saldar deudas contraídas en su negocio.

Sin embargo el plan de Erlin José Mairena Víctor, de 24 años, fue descubierto por las autoridades policiales de Rivas,  por lo que al final el joven apareció sano y salvo y tras confesar el falso delito fue detenido en las celdas preventivas de la Policía de esta ciudad.

De acuerdo con el capitán Elio Martínez, vocero de la Policía de Rivas, el autosecuestro empezó a fraguarse la tarde  del primero de noviembre, cuando Mairena  salió de  su casa de habitación ubicada en el barrio San Rafael, hacia un billar ubicado  frente al costado sureste  del parque de esta ciudad.

Como parte de su plan, el joven no regresó esa noche a su hogar y su cónyuge  Jarlyn  Obando Solís, de 23 años, preocupada lo llamaba   a su celular y le salía apagado, pero después de las 8:00 a.m.  del día siguiente, ella empezó a recibir mensajes en los que le hacían saber  que su marido estaba secuestrado y que a cambio de su liberación sus familiares tenían que entregar C$150,000.

Trama descubierta

Aunque los supuestos secuestradores le explicaron  a Jarlyn que no denunciara el caso ante la policía porque en caso contrario mataban a su marido, esta se armó de valor y presentó la denuncia llevando los mensajes que había recibido en su celular como evidencia.

En  un inicio el caso hizo movilizar a 40 efectivos policiales y tras analizar las primeras pistas, se percataron que estaban ante un auto secuestro y poco a poco acorralaron al joven, a quien no le quedó más que salir de su escondite e irse a su casa de habitación donde fue detenido.

Según el capitán Martínez, Mairena se encontraba escondido en la casa de un amigo ubicada en el barrio Cristo Rey de la ciudad de Rivas, y en su plan contemplaba que su papá Gerardo Mairena, fuera el que entregara el dinero  a los supuestos plagiadores, cerca de Radio Rumbos.

Tomasa Coronado, aseguró que ella no cree que su hijo haya sido capaz de inventar el auto secuestro, “porque él tiene negocio y no tiene necesidad,  hizo su casita, mejoró su tramo y aunque debía como C$ 50,000  a los proveedores, yo no creo la versión  oficial de la policía, e igual posición tiene su papá”, expresó la señora.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus