•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Representantes de territorios indígenas que lideran organizaciones en la ciudad de Bluefields demandaron a las autoridades del Gobierno central no interrumpir las investigaciones sobre ventas de tierras en regiones del Caribe Norte y Sur, porque aún hay muchas “sorpresas por descubrir”.

“Pedimos al procurador Hernán Estrada y a la primera comisionada Aminta Granera que sigan indagando, porque todavía pueden encontrar muchas sorpresas al investigar a los síndigos y jueces comunales y a los gobiernos territoriales de cada municipio del Caribe Norte y Sur”, expresó el reverendo George Wrigth, presidente de Alianza Indígena para el Progreso de la Costa Caribe de Nicaragua (Aiprocanic).

Wrigth indicó que los conflictos generados tras la venta de tierras indígenas afecta la imagen de una región que le ha costado ganarse sus derechos a la autonomía.

“En la Costa antes éramos discriminados y marginados. Los niveles de pobreza eran muy altos, no teníamos universidades, pero ahora tenemos una en el Norte y otra en el Sur, además que podemos vender nuestra madera y podemos pescar libremente, nada de eso teníamos sin autonomía”, consideró el reverendo Wrigth.

Derecho ancestral

Por su parte Julio Blucher Taylor, presidente de la organización Movimiento Indígena de la Costa Caribe (Miraas), explicó que en la Ley 445, aprobada desde diciembre del 2002 por la Asamblea Nacional se estableció que las personas originarias del Caribe Norte y Sur son las dueñas de estas tierras, por derecho ancestral.

“Las tierras indígenas son 

inembargables, no se pueden gravar, inalienables e imprescriptibles y si hay vendedores y compradores de estas tierras corresponderá primero a los mismos costeños darle solución a este problema, y una vez que el caso se escape del control entonces deben intervenir las autoridades del Gobierno central”, manifestó Blucher Taylor.

El  comunitario agregó: “Nosotros no podemos decir que todos los colonos no tienen derecho, porque algunos de  ellos compraron esas tierras desde hace más de 20 o 30 años, y con ellos no se ha tenido problema, pero hay otros que están destruyendo los recursos, allí es que necesitamos el apoyo del Gobierno central”, dijo Blucher Taylor.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus