•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Con 72 años llegó hasta los Juzgados de la Familia de Managua para demandar a sus siete hijos. Alegó que se encontraba en una situación de vulnerabilidad y solicitó una pensión de alimentos amparándose en el inciso c del artículo 316 del Código de la Familia. Pero una jueza no dio lugar a la demanda. La razón: los hijos alegaron que nunca los cuidó y que tampoco los amó. En cambio, dijeron, recibieron maltrato.

El caso es uno de los dos únicos que se han registrado desde la entrada en vigencia del Código de la Familia en los Juzgados de la Familia de la capital, en el que padres y madres demandan a sus hijos por una pensión de alimentos.

La demanda del señor de 72 años fue presentada en agosto, revela la información oficial. El expediente indica que el padre de los siete convivió con la madre de estos durante 18 años, separándose de ella cuando la última hija tenía cuatro años. Fue entonces cuando él empezó la relación con su pareja actual.

En su demanda el señor argumentó que no cuenta con un seguro médico ni con una pensión. Detalló que padece diabetes tipo 2, hipertensión y que no tiene ninguna forma de subsistir.

La jueza que llevó el caso orientó hacer una investigación y de esta resultó que los hijos sufrieron maltrato y no recibieron ayuda de parte de su padre. Entre las pruebas los vástagos presentaron una solvencia emitida por la Intendencia de la Propiedad que indicaba que esa instancia les proporcionó una casa y que su padre fue dueño de cinco viviendas, pero todas las vendió.

Pese a que la judicial decidió no otorgar la pensión, instó a los hijos del hombre de 72 años a contribuir con él dada su condición de vulnerabilidad.

Casos “rarísimos”

“Casos como estos son rarísimos”, explica el juez Milton Zeledón Molina. En su experiencia en temas de familia, el judicial ha visto solamente dos demandas de este tipo.

Regla.  El Código de la Familia manda a los jueces a tomar en cuenta si los ascendientes cumplieron con su obligación derivada de la relación parental.

Una de ellas ocurrió antes de abril, cuando entró en vigencia el Código de la Familia, que establece un procedimiento oral. Y se parecía un poco al caso descrito anteriormente.

“Los hijos se estaban oponiendo a dar la pensión y argumentaban que el señor le dio violencia a la mamá y que ellos también sufrieron violencia. Parece que el señor había sido guardia y tenía ese régimen en su casa”, relató Zeledón Molina.

En ese caso, agregó el judicial, se cuestionó “el tema de la responsabilidad paterna”.

El inciso c) del artículo 316 del Código de la Familia establece que se deben alimentos “a los hermanos y hermanas, a los ascendientes y descendiente hasta el segundo grado de consanguinidad, cuando se encuentren en estado de necesidad o desamparo”.

Ese mismo inciso establece que “si la persona llamada en grado anterior a la prestación no estuviera en condiciones de soportar la carga en todo o en parte, dicha obligación será puesta en todo o en parte a cargo de las personas llamadas en grado posterior”.

De acuerdo al judicial se deben demostrar con pruebas que el padre no fue responsable. “Pero además yo tengo un criterio muy particular: la ley no dice que no ejercer la autoridad parental responsable es causa para que yo no te pague. Lo que dice es que cuando vayas a tasar la pensión debes tomar en consideración la responsabilidad que haya tenido con los hijos”.

El artículo 323 habla sobre los aspectos a tomar en cuenta para fijar la pensión alimenticia y en su inciso i) establece como aspecto a considerar “que los ascendientes hubieren cumplido con su obligación derivada de la relación parental”.

“Es un tema de derechos humanos --sostuvo el judicial--. Es tu condición de vulnerabilidad y en ese momento no se está juzgando si fuiste buen o mal padre”.

La jueza Marlene Zamora, titular del Juzgado Tercero Local de Managua, consideró que para fallar a favor de un padre que solicite pensión a sus hijos debe tomarse en cuenta si asumió su responsabilidad paterna.

El otro caso

El segundo caso que entró en los registros de los Juzgados de la Familia de Managua desde la entrada en vigencia del Código está siendo analizado por esta jueza. Es el de una señora que fue empleada doméstica y en la actualidad no tiene ningún ingreso. Ella demandó a sus cinco hijas por alimentos.

“Solo dos hijas la apoyan. Las otras tres no y ella pide que se divida en partes iguales” la pensión.

Ambos jueces coinciden en que la mínima cantidad de demandas de este tipo se debe a desconocimiento. El proceso no es demorado y puede resolverse en dos audiencias.

Otras pensiones


Tipos. El Código de la Familia contempla varias pensiones. Esta legislación establece que las mujeres tienen el derecho de demandar por alimentos durante el embarazo, siempre y cuando el bebé haya sido concebido antes o durante los 270 días previos a la separación de la pareja.

“La madre podrá solicitar alimentos para el hijo o hija que está por nacer cuando este hubiese sido concebido antes o durante los 270 días a la separación de los cónyuges o convivientes, salvo prueba en contrario, la que se tramitará como incidente”, establece el artículo 319.

El Código de la Familia entró en vigor el pasado 8 de abril y entre sus novedades incluye el reconocimiento de la unión de hecho estable al mismo nivel que el matrimonio, la relación de igualdad entre hombres y mujeres, la protección de los intereses de los niños y garantías para los padres ancianos.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus