Máximo Rugama
  •   Estelí, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Las lluvias que se registraron la tarde y noche de este jueves en Estelí, despertaron el entusiasmo entre el sector productivo, que ya estaba preocupado por sus cultivos de frijoles, hortalizas y sorgo, que evidenciaban la necesidad de agua.

Aunque productores como Manuel Calderón, quien posee su finca en la zona fresca y al noreste de la cabecera departamental, aseguró que la humedad que había en el sector podría garantizar la cosecha, pero con las últimas lluvias registradas hay más seguridad.

Por su parte, Noel Centeno, también productor, señaló que hubo preocupación porque los cultivos de frijol están ya en el periodo de floración y es cuando no les debe faltar humedad, por ello “bendijeron” las lluvias.  

El frijol es el que tiene mayor problema con la falta de lluvia, aunque las variedades sean resistentes a la sequía, dijo José Hernández, de una comunidad de la zona Oeste del municipio de Estelí.

PÉRDIDAS POR SEQUÍA

Entre el 40% y el 50% de las cosechas de granos básicos sembradas en las zonas secas de los seis municipios que conforman el departamento de Estelí, se perdieron o resultaron afectadas, según una investigación desarrollada por asociaciones de productores agropecuarios.

De acuerdo con el presidente de la Unión Nacional de Agricultores y Ganaderos (UNAG), Justo Pastor Mendoza Moncada, en el inicio del periodo lluvioso, que normalmente se presenta en mayo, los productores tenían previsto sembrar en el subciclo de  primera, entre 36 mil y 42 mil manzanas.

En periodos normales de cosecha el departamento de Estelí aporta entre el 18% y el 20% de la producción de granos básicos al consumo nacional.

Este año el periodo lluvioso fue totalmente irregular y las precipitaciones en muchos lugares  prácticamente comenzaron hasta el mes de agosto.

En  localidades  como San Juan de Limay, del departamento de Estelí, tienen esperanza de cosechar frijoles aunque sea para el autoconsumo, a diferencia del subciclo de primera que todo lo perdieron y muchos productores tuvieron que trasladar su ganado a zonas frescas, porque en esos lugares no había pasto y ahora con las lluvias sí ha crecido, afirmó Prisciliano Gregorio Díaz, de la comunidad La Naranja.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus