•  |
  •  |
  • Edición Impresa

En los problemas relacionados al ámbito penal y de familia, los nicaragüenses prefieren llegar a un acuerdo o mediación antes que ir a desgastarse económica y emocionalmente a un juzgado, pero no ocurre lo mismo en materia civil, según estadística de la Dirección de Resolución Alterna de Conflictos (Dirac).

De enero a septiembre de este año funcionarios de la Dirac han recibido 13,624 casos en el ámbito penal, familiar y civil, de los cuales en 10,665 se logró llegar a un acuerdo o mediación.

En materia civil recibieron 1,805 casos, de los cuales solamente se logró un acuerdo en 184.

“Las personas, la ciudadanía está más acostumbrada, tiene una cultura más arraigada al juicio y no a resolver los conflictos a través de los acuerdos, si se ha dado (se han logrado mediaciones), pero no se da ese cambio de paradigma que es lo que nosotros pretendemos”, explicó la directora de la Dirac, María Amanda Castellón Tiffer.

Indicó que es importante llegar a acuerdos porque así las relaciones comerciales -que están en el ámbito de lo civil- entre las personas puedan continuar y no quedar estancadas.

MEJORES RESULTADOS

En el ámbito de los casos penales y de familia los resultados fueron positivos. En los primeros recibieron 11,269, de los cuales en 10,092 se llegó a acuerdo, mientras en los segundos registraron 550, de los cuales se medió en  389.

“En casos de familia hay mayores acuerdos porque las personas priorizan la relación familiar que el conflicto en sí…en materia previa penal, creo que las personas prefieren mediar porque saben cuáles son las consecuencias que trae un proceso penal, por ejemplo tu récord policial, imagínese que el récord se te manche por la iniciación de un proceso”, consideró Castellón.

BENEFICIOS DE MEDIAR

La directora de la Dirac recordó que el servicio que facilitan es gratuito y evita violencia dentro de las familias y el vecindario a quienes deciden llegar a un acuerdo.

“En un juicio, es decir a través de la justicia tradicional los costos son: económicos, familiares, porque eso repercute en la familia en cuanto al estado de ánimo de las personas y la paz, porque las personas difícilmente pueden estar tranquilas”, indicó.

“(Otro beneficio es que) si el Estado no sufre los costos tanto en Fiscalía, en la Defensoría, en el Poder Judicial, en las áreas civiles, penales y mercantiles, los costos se abaratan, hay una mayor postura de diálogo y hay una paz; eso permitiría que esa seguridad jurídica y social que al día de hoy ha sido reconocida por la comunidad internacional, se sostenga”, aseguró.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus