•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Los casos de tráfico de inmigrantes ilegales que han sido judicializados hasta la fecha por la Fiscalía en los tribunales capitalinos se han incrementado 1,200% en relación con el año pasado, según la Dirección de Implantación del Complejo Judicial Central de Managua.

Mientras en el 2014 el Ministerio Público presentó solo tres  acusaciones por tráfico de inmigrantes ilegales en los tribunales capitalinos, desde enero de este año hasta el pasado 8 de noviembre se contabilizaron 36 acusaciones.

El fenómeno de migraciones ilegales se ha duplicado en los últimos dos años y es necesaria la construcción de albergues para inmigrantes”. LEA MONTES, DIRECTORA DEL SERVICIO JESUITA PARA MIGRANTES.

La más reciente acusación de la Fiscalía imputando este ilícito se presentó el pasado 8 de noviembre en el Juzgado Sexto Distrito Penal de Audiencia de la capital, donde dos hombres fueron acusados de vender visas falsas para ingresar a Estados Unidos.

En este caso donde los acusados son Moisés Díaz y Giovanni García, este último prófugo de la justicia, las víctimas son nicaragüenses, a diferencia de los otros 35 casos en el que las víctimas son extranjeros de distintas nacionalidades.

CASI 10,000 ILEGALESLea Montes.

A lo largo del año han comparecido en los tribunales capitalinos a declarar en juicio en calidad de víctimas o testigos inmigrantes ilegales originarios de República Dominicana, Cuba,  Nepal, Pakistán y Bangladés.

En una reciente comparecencia ante una comisión del Poder Legislativo, la ministra de Gobernación, Ana Isabel Morales, presentó un informe indicando que en el período 2014-2015 se había detectado a 9,282 “inmigrantes irregulares” en territorio nicaragüense.

Especialistas en derecho penal explicaron que no todos los casos de ilegales descubiertos son judicializados, porque quien comete el delito no es el inmigrante sino los traficantes que se dedican a guiar o transportar a los extranjeros, algunos indocumentados, que tratan de llegar a Estados Unidos.

INDUSTRIA DEL COYOTAJE

Según Lea Montes, directora del Servicio Jesuita para Migrantes (SJM), de la Universidad Centroamericana, el aumento de casos de tráfico de inmigrantes en Nicaragua está relacionado con el crecimiento de la llamada “industria del coyotaje a nivel mundial”.

“Nicaragua es un  país de tránsito para quienes van en busca de Estados Unidos y los coyotes nicas (como se conoce a los traficantes de migrantes) solo son un eslabón más de una larga cadena”, manifestó Montes.

Ante este fenómeno mundial Nicaragua está en desventaja por su posición geográfica, que la ubica en la ruta de tránsito para quienes buscan el sueño americano en Estados Unidos y porque el país carece de albergues para inmigrantes, consideró Montes.

Nicaragua posee solo un albergue o centro de detención de inmigrantes ilegales, ubicado en la Dirección de Migración y Extranjería, donde el ingreso es restringido aún para las instituciones no gubernamentales que brindan asistencia a los ilegales.

Montes destacó la puesta en marcha de la nueva Ley de Trata de Personas, que entró en vigencia el pasado mes de febrero y que sanciona con cárcel y multas el tráfico de migrantes.

Los  “coyotes” nicas  acusados en tribunales en la mayoría de los casos cobraron entre 100 y 200 dólares a inmigrantes ilegales por llevarles a la frontera con Honduras, según las acusaciones fiscales.

  • Entre el 28 de septiembre y el 2 de octubre de este año, cinco “coyotes” fueron sentenciados en los juzgados de Managua, a penas que van de cinco a ocho años de prisión.

     

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus