•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Ante el anuncio de Costa Rica, que comenzaría a deportar hacia Nicaragua a 334 ciudadanos cubanos que se encontraban ilegales en ese país, expertos en relaciones internacionales consideraron inexplicable la medida del país vecino, ya que no se trata de ciudadanos nicas.
Jacinto Suárez, presidente de la Comisión de Asuntos Exteriores de la Asamblea Nacional, dijo conocer únicamente lo que medios internacionales han publicado, sin embargo, de ser verdad, estas deportaciones deben de tener el consentimiento del Gobierno de Nicaragua.

“A cuenta de qué nosotros tendríamos que estar recibiendo expulsiones de ciudadanos de otros  países? Vos no podés deportar a un ciudadano cubano a un país que no es su patria, para empezar, lo lógico es expulsar a los cubanos hacia Cuba, como lo hacen los norteamericanos”, acentuó el legislador.

Añadió que desconoce “si Costa Rica está haciendo los procedimientos legales” en este caso con el Gobierno de Nicaragua, ya que la única forma de enviar a un ciudadano de otra nacionalidad al territorio es pedirle permiso a las autoridades del país vecino.

Los cubanos que requieren de visa para entrar a Costa Rica llegaron procedentes de Panamá, se hospedan en pequeños hoteles y pretenden que se les otorgue un salvoconducto para transitar por suelo tico y cruzar a Nicaragua.

“No es solo decir ¡Ahí te mandamos! porque esos ciudadanos no son nuestros, si existe o no un acuerdo entre ambos países lo ignoro, no tengo información si pidieron permiso”, apuntó Suárez.

CASO INSÓLITO

Al respecto, el excanciller de la República, Francisco Aguirre Sacasa, manifestó que estos casos de deportación de ciudadanos cubanos a Nicaragua son “rarísimos e insólitos”.

“Yo desconozco los detalles del caso, pero la pregunta es: ¿Por qué los deportan a Nicaragua? Honestamente no sé cuál es la lógica de eso, lo que deberían hacer es enviarlos de vuelta a Cuba, salvo que el Gobierno de Nicaragua por razones políticas o humanitarias les permitan la entrada”, explicó Aguirre.

De igual forma, el excanciller declaró que Nicaragua  no es un país que se presta para facilitar el tránsito de migrantes hacia Estados Unidos ilegalmente, ya que tradicionalmente “hemos sido un muro de contención”, por lo que hay que ver la postura del Gobierno en este caso.

Por su parte el excanciller Norman Caldera afirmó que para que Costa Rica deporte ciudadanos cubanos a Nicaragua, tendrían que pedirle permiso al Gobierno nicaragüense y no “simplemente enviar a estas personas”.

“No conozco perfectamente la situación, suena muy raro todo esto. En principio no se  puede enviar a ciudadanos hacia un país donde no tienen visa o el visto bueno del Gobierno de ese país”, finalizó Caldera.

El Nuevo Diario se comunicó vía telefónica con Carolina Rodríguez, consejera de prensa del Consulado de Costa Rica, quien dijo que no tenían información sobre el caso, porque es un tema que involucra directamente a la Dirección General de Migración y Extranjería de Costa Rica.

EL CASO

Kathya Rodríguez, directora de la Dirección General de Migración y Extranjería (DGME), dijo el pasado jueves que el tránsito ilegal de cubanos ha mostrado un aumento importante en los últimos tres años en Costa Rica. Sin embargo, la captura el pasado martes de una red de tráfico de personas, en varios puntos del país, agravó la situación.

La organización era la encargada de trasladar a los extranjeros hacia Nicaragua. De esta forma, al quedarse sin los contactos, los migrantes acudieron a las autoridades migratorias.

Hombres, mujeres y niños piden a gritos seguir una ruta que iniciaron en Cuba y que continuó por calles, pantanos, ríos, asediados por narcotraficantes, coyotes y guerrilleros en su paso por Ecuador, Colombia y Panamá.

LAS DEPORTACIONES

Costa Rica tramita la deportación de solo los cubanos que ya están en territorio costarricense, por lo que las autoridades migratorias no están citando a los 1,001 cubanos que provienen de Panamá ingresando por Paso Canoas, según una nota de la Dirección General de Migración y Extranjería (DGME).

Por lo tanto, están siendo deportados a Nicaragua 334 cubanos que se encuentran en las oficinas centrales de la DGME en San José, explica el comunicado.

La DGME señala que la mayoría de estos 334 cubanos “recibieron citación para ser deportados antes del desmantelamiento de la red de tráfico de personas el pasado 10 de noviembre, en el que se detuvo a 12 costarricenses sospechosos”.

El primer grupo que salió hacia Peñas Blancas, en la frontera con Nicaragua, partió ayer por la tarde y estaba compuesto por 44 cubanos y el resto “será enviado en las próximas horas”, agrega la nota.

“La DGME ha puesto a disposición todos los recursos disponibles para agilizar el trámite de deportación, mientras tanto se ha garantizado la atención y el bienestar de estas personas, especialmente de los niños y niñas menores de edad, incluyendo la intervención del PANI”, informó Kathya Rodríguez, directora general de Migración.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus