•  |
  •  |
  • Edición Impresa

“Si alguien se roba un celular va a la cárcel; pero quien se roba millones lo tienen en su  casa”, así graficó su reclamo el señor Alberto Eva, de 83 años, ante la secretaria ejecutiva de la Fiscalía, Grethel Fernández.

El reclamo hecho a manera de comentario por parte del anciano es porque el empresario Álvaro Montealegre y el economista Hugo Paguaga permanecen bajo arresto domiciliar con custodia policial desde hace dos años.

Eva es una de las 17 personas que hace 27 meses denunciaron haber sido estafados con US$5.5 millones, por Montealegre, Paguaga y Roberto Bendaña, este último prófugo de la justicia.

Eva, al igual que las otras víctimas que acudieron ayer a una reunión con autoridades del Ministerio Público, reclamaron de esa institución una mayor beligerancia en el impulso del proceso judicial.

El abogado Francisco Mendieta, quien representa a cuatro de las 17 víctimas, dijo que en la reunión con la fiscal Fernández el reclamo generalizado de los perjudicados es por la falta de beligerancia por parte del Ministerio Público.

Fue hace seis meses la última vez que la  Fiscalía introdujo un escrito en el Juzgado Séptimo Distrito Penal de Juicio de la capital, pidiendo al juez Octavio Rothschuh la apertura del juicio.

El pasado mes de octubre los abogados de Montealegre y Paguaga fueron notificados vía electrónica de la celebración de una audiencia especial; pero después el juez Rothschuh dictó un auto explicando que la referida notificación se trataba de un “error”.

Montealegre, Bendaña y Paguaga enfrentan cargos por estafa agravada, crimen organizado y ofrecimiento fraudulento de títulos valores.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus