•   Chontales, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Una nueva opción para disfrutar de la naturaleza y degustar los mejores platillos de la comida nicaragüense, es lo que ofrecerá a los turistas nacionales y extranjeros la casa hacienda Hato Grande, la que se construye en el sector de Las Lajitas, a 4 kilómetros y medio de Juigalpa, Chontales.

La casa hacienda, que se espera esté concluida en el mes de diciembre, es construida en un área de 520 metros cuadrados.

Actualmente Hato Grande lleva un 80 por ciento de construcción y una vez que abra sus puertas, también ofrecerá el servicio de ecoturismo, para que las familias puedan apreciar mejor la naturaleza y respirar un aire puro. 

La propiedad esta en un área de 16 manzanas y media y colinda con el río Mayales, una de las importantes afluentes que tiene Juigalpa. 

El estilo de la casa hacienda, con corredores en su contorno, se enmarca en lo español. 

Fuerte inversión

La empresaria Edelmira Acevedo, dueña del lugar, comentó que solo en la construcción de la casa hacienda con servicio de restaurante está invirtiendo 400 mil dólares, dinero que proviene --en parte-- de su ahorro y de financiamiento bancario. 

La empresaria aseguró que compró la propiedad para desarrollar el turismo en la zona y generar empleo, sobre todo a la gente de la comunidad de Las Lajitas, que pertenece a Juigalpa. 

Señaló además, que en el futuro construirá cabañas que vayan acordes con el medioambiente. 

“Vamos a hacer caminatas, vamos a tratar de sembrar productos naturales a la orilla del río, como chayotes, ayotes… vamos a hacer senderos y la oportunidad de que los niños puedan montar caballos”, expresó.

Nombre tradicionalAunque cuenta con variedad de árboles, la propiedad será reforestada.

Agregó que pretenden que el sitio sea un lugar familiar, porque en la zona no hay (un lugar) donde se integre a toda la familia, también integrar a los turistas, incluyendo a los de la tercera edad y minusválidos.

“Con ese objetivo es que hacemos el restaurante, que no sea común sino que integre a toda el que quiera llegar”, recalcó Acevedo. 

La casa hacienda con servicio de restaurante se llamará Hato Grande, porque según Acevedo, rescatará la tradición del nombre de la casa hacienda que había hace años en ese lugar. 

Indicó que espera seguir invirtiendo en el ecoturismo. “Me están haciendo los planos sobre el desarrollo del ecoturismo… realmente he visto que en Nicaragua se viene desarrollando… no solamente estoy para ver yo mis ganancias, sino que la comunidad de las Lajitas se integre”.

Acevedo mencionó que la parte norte de la zona no se estaba desarrollando y ella quiere conformar lo que llaman un clúster, para integrar a la comunidad, inclusive una vez que esté operando el restaurante, pretende dar empleo a todas las personas de la comunidad. 

Autosostenible

La empresaria manifestó que invertirá en el proyecto ecoturístico porque es una gran defensora del medioambiente. 

Dijo que compró 1,350 plantas entre árboles frutales y maderables para reforestar el área, con el fin de atraer a los pájaros y de lo que se coseche le permita, al mismo restaurante, ser autosostenible. 

En las 16 manzanas y media del proyecto hay alrededor de 40 árboles de pochote, una especie que está en veda y abundantes árboles de jícaro, los que según la empresaria, se van a seguir conservando. 

A un kilómetro de la casa hacienda, en la misma propiedad, hay ocho montículos indígenas que fueron descubiertos por arqueólogos que han visitado el lugar y que para los juigalpinos son muy importantes, por su valor histórico. 

Acevedo sueña en un futuro en convertir el lugar en un santuario para la naturaleza y que en Chontales y en Nicaragua se aprenda a apreciar los recursos naturales. 

“Esto es vida y el futuro de las nuevas generaciones”, destacó Acevedo, quien prevé que con la apertura de la casa hacienda y la reserva natural habrán decenas de turistas visitando el sitio constantemente. 

Invertir en turismo

Juigalpa, con más de 70 mil habitantes, cuenta con diversos restaurantes que ofrecen comida de todo tipo. Sin embargo, la casa hacienda Hato Grande podría ser uno de los primeros que tendrá esta ciudad con restaurante y ecoturismo. 

El presidente de la Cámara Nicaragüense de Turismo (Cantur), en Chontales, Manuel Flores, felicitó a la empresaria Acevedo por invertir en el desarrollo turístico en la zona e instó a los ganaderos a que “no solo tengan visión de productores de ganado, sino que también inviertan en turismo”.

La casa hacienda Hato Grande cuenta con 2 pozos, uno de ellos será utilizado para regar las plantas y el otro tendrá una pana grande de aluminio, donde los visitantes podrán echar monedas y a la vez pedir un deseo. 

Acevedo comentó que el dinero que se recaude en el pozo será destinado a los niños con cáncer. 

  • 400 mil dólares es el monto de inversión en el proyecto ecoturístico casa hacienda Hato Grande.
Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus