•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Un nicaragüense y su esposa mexicana, fueron asesinados de varias estocadas a manos del estadounidense Aldo Junio Ponce, hijo de la mujer.

El crimen ocurrió el viernes al mediodía en el poblado Booker, Texas, Estados Unidos.

El pinolero es Fernando Chavarría Cornejo, quien tenía nueve años de radicar en suelo gringo y cuatro de convivir con Aira Ponce, madre del asesino, quien fue capturado el sábado a las 2:15 de la tarde.

La noticia cayó como balde de agua fría para la familia de Donald Rayo Cornejo, hermano materno de la víctima, que vive en Nicaragua.

“Lo que conocemos del caso es que Junior después de cometer los dos crímenes  lanzó  el cuerpo de Fernando a un predio montoso,sobre la carretera que conduce a Oklahoma, y el cadáver de su madre lo dejó dentro del carro,donde aparentemente mató a los dos”, comentó el pariente.

Otras dos víctimas

El chicano, como se le conoce a los estadounidenses hijo de mexicanos,dejó el cadáver de su mamá en una gasolinera y se robó un carro, pero al huir atropelló a dos mujeres, madre e hija, dueñas del vehículo robado.

“Fernando regresaría a Nicaragua dentro de dos años, iba a volver a sus estudios universitarios porque quería ser abogado”, recordó Donald Rayo.

Fernando Chavarría era el cuarto de cinco hermanos y el segundo que muere de forma violenta. Hace cuatro años su consanguíneo Elvis Chavarría murió a manos de delincuentes que le querían robar en Managua.

La familia doliente busca ayuda con las autoridades de la Cancillería para repatriar el cadáver de Fernando y así descanse en su patria.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus