•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Existen altas probabilidades de que el fenómeno de El Niño correspondiente al período 2015-2016 sea uno de los tres más fuertes desde el año 1950, indica en su más reciente informe la Organización Meteorológica Mundial (OMM) de la Organización de Naciones Unidas (ONU).

“La mayoría de los modelos internacionales sobre la evolución probable del clima indica que el episodio de El Niño de 2015-2016 se fortalecerá ligeramente antes del finalizar el año”, destaca un comunicado emitido por la agencia de la ONU.

Además, explica que según los modelos y opiniones de expertos, el valor máximo de las temperaturas superará la media en dos grados Celsius, “por lo que el presente episodio de El Niño se situará entre los tres más fuertes registrados desde 1950 (1972/1973, 1982/1983, 1997/1998)”.

Más calor

En ese sentido, Amado Ordóñez, director del Centro Humboldt, señaló que de cumplirse este pronóstico, el país pagaría los efectos de El Niño con un nuevo invierno deficitario.

Además, señaló el también miembro de la Mesa Nacional de Gestión de Riesgo, que un episodio de este fenómeno más intenso puede significar temperaturas más altas, insolación y mayor sensación de calor.

En algunos puntos del país, explicó que las temperaturas se han elevado ya hasta los 38 y 39 grados. “Se han registrado incluso temperaturas mayores a los 40 grados en la zona de El Picacho, en Chinandega”, agregó.

“Sabemos que tuvimos una sequía severa que estuvo antecedida por una sequía en el 2014. Llevamos dos años consecutivos con un déficit de lluvias, principalmente en la zona de Occidente, en donde cerramos el mes de octubre casi con el 50% de reducción de precipitaciones”, indicó Ordóñez.

Solo en el Occidente del país, por ejemplo, donde hay una norma histórica de 1,300 mm de lluvias al año, se cerró en octubre con un promedio de 635 mm.

Pesca golpeada

Sin embargo, el sector pesquero ya ha empezado a notar el impacto de este fenómeno. Según Armando Segura, presidente de la Cámara de la Pesca de Nicaragua (Capenic), este año han registrado una disminución del 16% en la pesca marítima.

“Lo que está pasando es que los recursos, el pargo, el dorado, la corvina, se alejan más porque en la zona costera está muy caliente y eso significa que el pescador tiene que ir mar adentro a buscarlo y eso es además más costoso”, concluyó. 

Un optimista

Sin embargo, Álvaro Fiallos, presidente de la Unión Nacional de Agricultores y Ganaderos (UNAG), manifestó que debido a que la mayor intensidad de El Niño se espera sea una realidad entre diciembre y marzo de 2016, es decir en la época de verano,  las afectaciones serán pocas.

“Las evaluaciones que se han hecho indican que el efecto de la sequía es mínimo cuando se hace integral la evaluación de la producción. Cuando hablamos de los que viven en el Corredor Seco, ellos sí perdieron muchísimo, pero el efecto general, es menor”, argumentó el líder gremial.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus