•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Su última pelea la libró contra la muerte. Durante siete días el boxeador profesional David Alexander Acevedo Rivas tuvo los guantes puestos, pero no pudo más. A las 7:50 de la mañana del sábado murió. Tenía 23 años. La última vez que estuvo consciente fue la noche del sábado 14, frente a su oponente Nelson Altamirano. Luchó sin éxito hasta el octavo round, hasta que se tambaleó y cayó.

Ese día entró al quirófano a causa de un hematoma cerebral. Su familia nunca pensó que su carrera profesional en el pugilismo lo llevaría a un final tan funesto.

"Mi hijo David tenía un sueño y era de no pelear en los encuentros locales, sino internacionales", David Acevedo Ocón, padre del boxeador.

“Mi hijo David tenía un sueño y era de no pelear en los encuentros locales, sino internacionales, donde quería representar a su país. ‘Si yo peleo afuera me voy a cuidar mejor, quiero demostrar de lo que estamos hecho’, me decía, y buscaba que le dieran un chance para mejores peleas”, contó su padre, David Acevedo Ocón.

A los dos hijos de Acevedo Ocón les encantaban los deportes. Siendo árbitro internacional de lucha libre, él los llevaba a las veladas de lucha.

“Comenzaron incursionando en las pequeñas ligas del beisbol, luego en la lucha libre. A quien primero le nació el boxeo fue Yamil. David le siguió. Luego ambos fueron considerados futuras promesas del boxeo”, comenta el orgulloso progenitor. Yamil Acevedo anunció que se retirará del boxeo.

Aún soltero y sin hijos, David Acevedo se formalizó con su novia Judith Sierra, una luchadora que participaría en un encuentro centroamericano a celebrarse en México, pero que  tras la situación decidió quedarse.

Su historia

David terminó sus estudios de secundaria en el colegio Andrés Bello, se interesó por la contabilidad, fue profesor de educación física, hacía sustituciones en la misma área y para este año presentó sus documentos con el propósito de trabajar en el colegio José Dolores Estrada.

Asistía a la iglesia “Visión Ahora” y le gustaba escuchar música con audífonos, inclinado por las canciones cristianas, las que oía durante los entrenamientos.

David Acevedo Ocón, padre del boxeador.Recién había terminado estudios técnicos en pedagogía y estaban por entregarle un diploma.

Los primeros en conocer el deceso de David fueron su hermano Yamil y su cuñado Marcelino Marenco. Iban a la sala de cuidados intensivos cuando los llamó un doctor, quien les comunicó la noticia. El paciente, dijo, había sufrido un paro cardíaco.

Discusión del gremio

El secretario general de la Comisión Nicaragüense de Boxeo Profesional (Conibop), Gustavo Jarquín, expresó que el caso obliga abrir una discusión en la que intervengan la Conibop, doctores, familia, boxeadores, atletas y entrenadores.

“No es un hecho que se dé con frecuencia, es atípico. Primera vez en la historia que se nos da esto y vamos a revisar en qué mejorar para que no se repita este hecho doloroso”, refirió.

Comentó que este no era el momento de buscar responsables, sino soluciones. “Debilidad no hay solo en el boxeo, sino en todo el deporte, pues también hay muertos en el beisbol, en futbol… No es que sea el boxeo el deporte que está dando luto a las familias nicaragüenses”, cuestionó Jarquín, agregando que desconocían que Acevedo había sufrido un desvanecimiento previo.

Las honras fúnebres serán hoy domingo a las 4:00 de la tarde en el cementerio Oriental, de Managua.

Su récord

El pugilista tuvo seis victorias, cuatro por nocaut. Perdió en cinco oportunidades, dos veces por nocaut.

Lo último
Su última pelea fue el 14 de noviembre contra Nelson Altamirano. El combate se dio en la categoría superwelter. Su rival estaba en 143 1/2libras y él en 147. Fue a ocho round y acabó en nocaut técnico a favor de Altamirano.

Penúltima pelea
Peleó el 24 de octubre contra David Bency, quien estaba en 145 3/4 libras. Perdió por decisión unánime.

Descalificado
Acevedo perdió su antepenúltima pelea, efectuada el 26 de septiembre. En esta fue descalificado en el cuarto round por propinar varios golpes bajos.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus