•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La Dirección General de Bomberos (DGB) reportó que hasta el 19 de noviembre siete personas fallecieron en incendios y se registraron 457 siniestros, por lo que las autoridades instaron a acatar una serie de medidas para evitar catástrofes de este tipo, entre ellas la de no recargar los sistemas eléctricos.

Esa cantidad de incendios se registraron en viviendas y edificios en general. Según las estadísticas oficiales, en el 2014 hubo 492 incendios, en los cuales murieron cuatro personas.

La principal medida para evitar incendios durante las festividades de Navidad y fin de año es no sobrecargar los sistemas eléctricos, pues si no se hace una correcta relación entre la potencia de los objetos y la capacidad de los tomacorrientes o extensiones a los que se conectan, es muy fácil que se produzcan cortocircuitos.

El cable de las luces se recalienta y toma fuego rápidamente”, dijo sobre la necesidad de saber la potencia de las luces y la capacidad de los tomacorrientes.  Jaime Delgado, comandante.

De acuerdo con el presidente de la Asociación Civil Cuerpo de Bomberos Voluntarios de Nicaragua, comandante Jaime Delgado, deben leerse las instrucciones antes de instalar las luces de Navidad y de las extensiones a las cuales van a conectarlas.

Delgado detalló que las personas tienen que saber cuál es la potencia de las luces, así como la capacidad de los tomacorrientes o extensiones, a fin de no sobrecargar estos últimos. “Los aparatos eléctricos que están debidamente certificados cuentan con esa información”, dijo el experto.

En el caso de las luces navideñas, agregó que cuando su potencia de luz sobrepasa la capacidad de los tomacorrientes o extensiones “el cable de las luces se recalienta y toma fuego rápidamente”.

También tome en cuenta

Otras de las medidas de prevención que recomendó la DGB junto el Sistema Nacional para la Prevención, Mitigación y Atención de Desastres (Sinapred) son prohibir el manejo de pólvora a menores de edad, limpiar los techos de las viviendas, no transportar pólvora en autobuses, ni venderla en pulperías y mercados.

Hasta la fecha, la DGB, en coordinación con la Policía Nacional, ha capacitado a 1,000 vendedores de pólvora y autorizado 383 puestos de venta en todo el país, mismos que deben cumplir los requisitos de prevención de incendios.

A propósito de dichas medidas, Guillermo González, asesor en temas de riesgos del Sinapred, indicó que están investigando un incendio ocurrido en un hospedaje conocido como El Bálsamo, en Nueva Guinea, en el cual falleció Julia del Socorro Matus Zepeda, de 54 años.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus