•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Displicencia de algunos entrenadores y falta de rigurosidad en las inspecciones de la Comisión Nicaragüense de Boxeo Profesional (Conibop) identifican promotores y pugilistas como algunas de las causas que provocan que los boxeadores suban al cuadrilátero sin estar en condiciones, ocasionando en situaciones extremas su muerte, como es el caso de David “El Terry” Acevedo, quien falleció el sábado, una semana después de desvanecerse en el cuadrilátero.

Para Silvio Conrado, presidente de la promotora de boxeo Prodesa, en principio debe evaluarse la responsabilidad de la Comisión Nicaragüense de Boxeo Profesional. El trabajo de esta, a criterio del empresario, “es muy superficial”.

“No se pueden manejar las cosas desde la oficina. Ninguno, excepto Eddy Gazo, va a los gimnasios. No tienen ni la menor idea de la condición física de los boxeadores”, expresó.

Te interesa: Todo sobre el caso del boxeador David “El Terry” Acevedo

Conrado dijo que “no puede un boxeador estar peleando en seis divisiones arriba de su peso”. Como ejemplo puso al joven Rafael Castillo, de León, quien desde julio de 2014 ha boxeado en cuatro categorías diferentes.

También los miembros de la Comisión deben evitar que el boxeador haga muchas peleas, no es posible que un peleador haga hasta tres peleas en un mes, eso es negativo” , Enrique Martínez entrenador.

“La comisión nada hace para regular eso”, agregó Conrado.

También cuestionó que muchas veces se pactan peleas entre boxeadores con record ganador contra uno que tiene un historial muy perdedor.

Riesgo

“¿Qué se gana con una pelea tan dispareja?”, se preguntó Conrado. “Lo único que se está haciendo es poniendo en riesgo la vida de los muchachos”.

En este aspecto entra otro factor: el árbitro. Conrado mencionó a Onofre Ramírez, quien ha sido muy criticado por suspender peleas. “Lo critica la crónica deportiva, el público, los boxeadores y los entrenadores, pero por actitudes como la de él muchos se han salvado y no han muerto”, aseveró el promotor.

“La buena pelea para muchos es cuando se dan con todo. Onofre es bueno, pero no le dan su mérito. Él previene este tipo de cosas”.Familiares y amigos estaban conmocionados durante el entierro del boxeador.

A todo este panorama hay que agregarle las condiciones en las que viven los pugilistas. En su experiencia como promotor de boxeo, Conrado jamás ha conocido a un peleador que no provenga de extractos pobres. Algunos, dice, suelen llegar a pedir que se concreten peleas para ganar el dinero que hace falta en su casa y por tal motivo no se alimentan bien. Algunos pelean pese a que días antes estuvieron enfermos.

“Los entrenadores, en mi opinión, tienen gran parte de la culpa porque tapan al boxeador”, consideró Conrado.

Mencionó que además que no exigen una mejor preparación a los pugilistas, los entrenadores a veces antes de las peleas les suministran diuréticos para que bajen de peso.

Chequeos médicos

Para el boxeador profesional René Alvarado, quien pelea en la categoría superpluma y tiene un contrato con la promotora Golden Boy Promotions, del exboxeador y múltiple campeón Óscar de la Hoya, los chequeos médicos que reciben los peleadores antes de cada enfrentamiento deben ser más rigurosos.  Y es que indicó que el chequeo médico, que es avalado por la Comisión Nicaragüense de Boxeo Profesional y se lleva a cabo el día del pesaje, solo consiste en medir la presión arterial de los peleadores y en preguntarles si últimamente han presentado fiebre o padecido alguna enfermedad relevante.

En su caso, dijo Alvarado, cada vez que va a tener una pelea es sometido a una serie de exámenes de sangre y clínicos que abarcan, entre otras cosas, el chequeo de su visión y sus órganos. Otro aspecto importante que a su juicio debe ser monitoreado cuidadosamente es la hidratación, debido al afán al que entran muchos peleadores para dar el peso correcto.

El secretario general de la Comisión Nicaragüense de Boxeo Profesional, Gustavo Jarquín, dijo que revisarán la situación de los pugilistas tras el fallecimiento de Acevedo.

Más críticas

El entrenador Sergio González pidió ayer, durante el sepelio de Acevedo, que la Comisión de Boxeo sea más estricta. “Es lamentable lo que sucedió, pero esto nos servirá a entrenador y boxeador. Siempre he dicho que el boxeo es disciplina y el púgil se debe cuidar. No hay culpables, sino responsabilidad y la Comisión deberá ser más estricta, porque los chequeos médicos no se realizan a cómo deben ser”, sostuvo.

Por su parte, el exboxeador Danny Erazo cuestionó que a Acevedo se le permitiera pelear tres veces en menos de dos meses.

“La Comisión debería regular la cantidad de peleas para un boxeador”, pidió.

Larry Cruz, un amigo de la familia Acevedo, consideró que “debería de haber una revisión en la preparación de un boxeador. No veo correcto que un boxeador pelee seguido, cuando no entrene bie”.

El reconocido entrenador de boxeo, Enrique “Polvorita” Martínez, quien hizo 72 combates profesionales, y ahora tiene 65 años de edad, considera que el trabajo desempeñado hasta el momento por la Comisión Nicaragüense de Boxeo Profesional es “más o menos”.

“Ellos (los miembros de la Comisión) deberían ser más beligerantes con el peso que deben de llevar los boxeadores al momento del pesaje, deben cerciorarse que ese boxeador no llegue con sobrepeso o que hayan peleas desiguales en ese sentido”, dijo.

“También los miembros de la Comisión deben evitar que el boxeador haga muchas peleas, no es posible que un peleador haga hasta tres peleas en un mes, eso es negativo, lo más que debe hacer es una pelea al mes; por eso es que El Terry Acevedo llegó a esa pelea con golpes rezagados de otras peleas, porque en esa última pelea no le dieron golpes contundentes”, observó.

El caso Acevedo

Historial. David Acevedo, de 23 años, estuvo en coma siete días luego de que el pasado 14 de noviembre se desvaneciera en el octavo asalto de una pelea contra Nelson Altamirano, en la categoría superwelter.

Este último sábado, a las 7:50 de la mañana, el joven falleció a causa de una complicación denominada herniación cerebral.

En su último enfrentamiento, Acevedo estaba en 147 libras y su rival en 143.5 libras. Según sus allegados, antes del pesaje tuvo que bajar 10 libras para marcar ese peso.

El joven también peleó el 24 de octubre contra David Bency, quien estaba en 145.5 libras. En este combate Acevedo perdió por decisión unánime. Un mes antes, el 26 de septiembre, se había enfrentado en otra pelea, pero fue descalificado por propinar varios golpes bajos.

En total, el pugilista tuvo seis victorias, cuatro por nocaut, y perdió en cinco oportunidades, de las cuales dos fueron por nocaut.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus