•  |
  •  |
  • Edición Impresa

La innovación y el fortalecimiento institucional son dos pilares sobre los que se funda el desarrollo económico y social de las naciones, pero en el caso de Latinoamérica, por una u otra razón, estos se limitan por la forma en cómo los países los enfocan.

Estas son algunas de las conclusiones del libro “Por qué fracasan los países”, de Daron Acemoglu y James Robinson, presentado este miércoles por la Fundación Nicaragüense para el Desarrollo Económico y Social (Funides).

De acuerdo con James Robinson, coautor del libro, profesor de la prestigiosa universidad de Harvard, una de las diferencias entre Estados Unidos y Latinoamérica ha sido el profundo respeto por la institucionalidad que existe en el país norteamericano, lo cual explica un sistema institucional incluyente, que toma distancia del que los autores llaman “sistema institucional extractivo” de los países latinoamericanos, caracterizado por la debilidad de sus instituciones, algo en lo que deben trabajar consistentemente.

Juan Sebastián Chamorro, director ejecutivo de la Funides, destacó que el tema de la institucionalidad inclusiva es importante, ya que “promueve la inversión, la innovación la competencia en los mercados, por lo tanto genera mayor actividad económica”.

Por otro lado, James Robinson aseguró que la causa de la pobreza no hay que verla en la situación geográfica en que ocurre, ni en su cultura, sino más bien por la toma de decisiones equivocadas.

Innovación

Robinson también destaca que la innovación y la creación en Estados Unidos han sido motor de desarrollo, impulsados por la protección del Estado, lo cual permite que los inventores puedan hacer dinero a partir de una idea.

Esto lo ejemplifica con el hecho de que muchos de los grandes creadores del mundo, como Thomas Edison, prolífico inventor, no eran de élite o gente adinerada, pero que aprovecharon esa institucionalidad para registrar sus inventos y gozar de la protección del Estado, lo cual además constituye un estímulo para la innovación.

Para el director de Funides, “cualquier persona de Estados Unidos bajo cualquier condición puede llegar a la oficina de patentes y registrar un invento y volverse rico, en otros países este sistema de patentes está marcado por las preferencias”.

En la presentación del libro participaron personalidades de la empresa privada y sector político del país.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus