•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Descontento, desesperación y consternación, son los sentimientos que se apoderan de varios nicaragüenses en las afueras del Consulado de Costa Rica, en Managua y Chinandega donde se ha disminuido el número de visas otorgadas diariamente a centenares de personas que necesitan viajar a ese país.

Los solicitantes se quejan que desde el pasado lunes 23 de noviembre hacen largas filas frente a la sede diplomática y solamente un número reducido de personas son atendidas, a pesar que todos han realizado el pago correspondiente a los US$32 que cuesta la visa costarricense.

“Lo peor es que no nos dicen nada. Solo se aparece una persona encargada con los vigilantes, escogen a un grupo de gente y al resto nos dejan sin atender”, declaró Mariana Mendoza, quien llegó desde las cuatro de la mañana al Consulado de Costa Rica en Managua y pasadas las diez de la mañana de ayer no había sido atendida.

Consulado responde

Al respecto, el Consulado de Costa Rica, a través de una nota de prensa, detalla que “se permite aclarar a la opinión pública, que el cierre de hoy (ayer) del Consulado General en Managua y el pasado martes en el Consulado en el departamento de Chinandega se debió al desorden y faltas de respeto de las personas que deseaban ingresar.

“Por seguridad y según recomendaciones de las mismas autoridades nacionales,  no se puede permitir el ingreso desordenado a los consulados, de miles de personas que necesitan una visa para viajar a Costa Rica en busca de trabajo”, indica la misiva de la sede diplomática costarricense, sin explicar si el cierre continuará en los próximos días.

Cabe señalar que en los últimos días algunas personas se han dedicado a dormir en el piso, a la entrada del Consulado tico, para después vender estos espacios en C$500 a los nicaragüenses interesados en obtener los primeros puestos para obtener el visado de sus pasaportes.

“Esto seguro es una represalia de Costa Rica porque el Gobierno de Nicaragua prohibió hace algunos días la entrada del contingente de cubanos por la frontera de Peñas Blancas, pero los ticos son los que pierden más porque son miles de dólares los que reciben ellos por la migración de nicaragüenses”, declaró Rosibel Dávila, originaria de Juigalpa.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus