•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La situación legal del empresario Álvaro Montealegre y el economista Hugo Paguaga, acusados por los delitos de ofrecimiento fraudulento, estafa agravada y crimen organizado, dio ayer un giro de 180 grados al cambiarle el juez Octavio Rothschuh Andino la medida cautelar de arresto domiciliar por la prisión preventiva.

La decisión fue tomada a petición del Ministerio Público y de los abogados privados que actúan como acusadores particulares de las 17 víctimas. 

De esta manera se puso fin al largo arresto domiciliar del cual gozaron los acusados desde septiembre de 2013.

Las razones del juez

El juez Rothschuh explicó que el cambio de la medida cautelar se debe a que han variado las circunstancias que le permitieron a los acusados “gozar de ese beneficio”.

Una de las razones que alegó el judicial, es que dos años después de presentada la acusación, tanto Montealegre como Paguaga no lograron llegar a acuerdos con las víctimas. 

Son los presos más productivos de Nicaragua porque desde sus casas han seguido haciendo dinero”. Grethel Fernández, Fiscal auxiliar

Un segundo elemento tomado en cuenta  es que al menos dos de las víctimas han enfermado de gravedad por la situación.

La tercera razón que consideró el juez es el peligro de que los acusados evadan la justicia, a como lo hizo Roberto Bendaña, el tercer imputado, quien se fugó de su casa estando bajo vigilancia policial en diciembre del 2013.

A La Modelo

Aunque la estafa agravada y el ofrecimiento fraudulento son delitos mediables, se trata de hechos graves, subrayó el juez Rothschuh, quien ordenó que Montealegre y Paguaga cumplan la prisión preventiva en la cárcel La Modelo de Tipitapa.

La audiencia donde se ordenó la prisión preventiva para los dos acusados inició con el reclamo de Hugo Paguaga, quien aseguró que sus abogados defensores no fueron notificados de la celebración de la audiencia.

Pero el juez rechazó el reclamo del reo asegurando que la abogada defensora fue notificada. Acto seguido, pese a la inconformidad de Paguaga, la judicial nombró un defensor público.

Igual reclamo hizo el abogado César Guerrero, defensor de Álvaro Montealegre, pero con su presencia automáticamente se dio por notificado.

Montealegre insiste en su inocencia 

En declaraciones a los periodistas después de la audiencia, Álvaro Montealegre insistió en que los hechos por los cuales hoy amaneció en la cárcel no constituyen delito.

“Ellos (las víctimas) lo que hicieron fue una inversión y yo estoy dispuesto a regresarles su dinero”, sostuvo Montealegre, quien nuevamente pidió a sus acusadores que le den dos años para pagarle.

Por su parte, Hugo Paguaga, dijo que él y su familia también fueron víctimas de Montealegre al invertir su dinero en los certificados de depósitos que le ofreció este último.

La Fiscalía también los acusó por la estafa contra las religiosas de la orden Santa Teresa de Jesús. Según Montealegre, él ya les pagó a las monjas. 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus