•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Representantes de organismos cooperantes y del Estado calculan que en promedio el costo anual del tratamiento de las personas que viven con VIH es de US$1,000. La cifra podría elevarse en 2017, cuando finalicen los programas de apoyo como Prevensida, que es financiado por la Usaid y el Fondo Mundial. 

Luis Carballo, coordinador técnico del Programa para fortalecer la respuesta centroamericana al VIH (Pasca), explicó que actualmente el país tiene beneficios a la hora de comprar reactivos, medicamentos e insumos para la realización de pruebas rápidas gracias al programa del Fondo Mundial y a compras coordinadas regionalmente. 

Por ejemplo, para lograr un diagnóstico —que incluye dos pruebas rápidas y el examen con el método Elisa con el que se confirma que la persona es portadora del virus— el sistema público y los donantes gastan entre US$20 y US$50 por persona. Mientras que en un laboratorio privado el costo puede llegar a los US$100. 

Anualmente Nicaragua destina US$36 millones en promedio para la atención y prevención de esta enfermedad. Datos del Minsa indican que hasta el primer semestre 3,262 personas estaban recibiendo el tratamiento. 

Otros factores

Carballo indicó que el tratamiento antirretroviral —que es diferenciado según la agresividad del virus en el organismo— puede costar US$300 en el caso del medicamento de primera línea para infecciones leves, mientras que los de segunda y tercera línea tienen un valor de entre US$600 y US$1,000 respectivamente. 

Hay un compromiso del Gobierno de asegurar el 50% del medicamento, la otra mitad la pone la cooperación. El próximo año nosotros vamos a poner el 70% y el 30% la cooperación”. Enrique Beteta, secretario general del Minsa.

A esto se suma el costo de los exámenes para medir la carga viral del paciente, conocidos como CD4. Estos, aseguró Carballo, oscilan entre US$40 y US$60, incluyendo los reactivos y los análisis. 

De acuerdo con un informe sobre el Impacto Socioeconómico del VIH y Sida en Nicaragua, publicado en 2010 por Conisida, el costo total por atención de pacientes en ese año fue de C$2.1 millones.  

Proceso paulatino

Oscar Núñez, coordinador del programa Prevensida de Usaid, explicó que dicha iniciativa finaliza en octubre del próximo año, aunque se ha propuesto continuar el apoyo al país por un año más, al igual que Pasca. 

“El país tiene que ir asumiendo el gasto poco a poco del presupuesto nacional, y lo ha ido haciendo. Ya por primera vez desde hace un par de años viene destinando fondos para la compra de condones y lubricantes. El país se está preparando para una eventual salida de la cooperación después de tres años”, dijo.

En ese sentido el secretario general del Ministerio de Salud (Minsa), Enrique Beteta, aseguró que cada año se han incrementado los fondos del Estado para prevención del VIH y la atención a personas que viven con el virus.

“Todo es planificado. En el marco del proyecto del Fondo Mundial dijimos: vamos a asumir en el 2015 el 40%; en 2016 el 50%; en 2017 el 70%. Poco a poco vamos a ir asumiendo esos costos. Las pruebas rápidas, los exámenes complementarios y los reactivos los pone el Minsa”, apuntó Beteta.

  • 300 mil pruebas rápidas aproximadamente se realizan cada año. Estas tienen un valor de entre US$7 y US$11.
Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus