•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

“Impredecible”. Así calificó Armando Saballos, vulcanólogo del Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales (Ineter), la actividad registrada en el volcán Momotombo que inició el pasado martes. Esto se debe a que los reportes de erupciones anteriores no incluyen la duración de los procesos. 

“No es posible predecir cuánto tiempo va a durar la actividad eruptiva, es una situación que se asemeja a los terremotos. Sin embargo, con el monitoreo constante podemos brindar cierto pronóstico, pero a lo inmediato es prematuro determinar cuándo se detendrá la actividad”, indicó.

Según Saballos, “los registros históricos del coloso muestran variaciones en cuanto a sus actividades anteriores, las que han tardado cinco días o semanas, pero la actual no la podemos determinar”. 

Más explosiones

Alrededor de las 11:00 a.m. de ayer se registró una nueva expulsión de lava y gases, que causó una columna de 1,500 metros de altura. De acuerdo con la coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía, los efectos de este fenómeno —incluyendo el rugido del volcán— fueron percibidos por la población que vive en un radio de 10 kilómetros alrededor del Momotombo. 

Hasta el momento, señaló Murillo, no hay necesidad de incrementar el nivel de alerta, debido a que la intensidad de la actividad volcánica es similar a la del primer día. 

Duración incierta

El geólogo Dionisio Rodríguez, director del Instituto de Geología y Geofísica de la UNAN-Managua (Cigeo), descartó que la erupción del volcán Momotombo pueda activar los demás colosos que forman la cordillera de los Maribios. 

“Cada volcán tiene su propio mecanismo de erupción, por lo tanto tiene su propio sistema magmático interno”, explicó el experto. 

Según Rodríguez, la diferencia del Momotombo es que presenta un tipo de explosión mixta, es decir, es una erupción compuesta por una columna de material piroclástico y un derrame efusivo de lava que llega hasta las faldas de la montaña. 

En los últimos años, principalmente desde el 2005, de acuerdo con el geólogo, se han producido una serie de sismos o enjambres sísmicos que fueron preparando las condiciones para que se diera la erupción. 

Gran actividad volcánica

El 2015 ha sido un año de gran actividad volcánica. Los volcanes Concepción, San Cristóbal y Telica a lo largo del año se han mantenido bajo vigilancia.

El primero de ellos fue el Concepción, ubicado en la Isla de Ometepe. Desde el 27 de abril al 13 de julio el Ineter contabilizaba 2,622 explosiones.

En febrero el volcán San Cristóbal, el más activo y alto del país, inició un proceso de desgasificación en el que expulsó ceniza y gases. Casi un mes después se registró en el cráter una cadena de explosiones de más de 15 eventos, que levantaron columnas de 400 y 800 metros de altura.  

Mientras que en León las autoridades decretaron la alerta amarilla, a causa de las expulsiones de gases del volcán Telica. 

A finales de octubre de este año, el volcán Turrialba, ubicado en el centro de Costa Rica, entró en erupción. También en Guatemala, el volcán de Fuego hizo honor a su nombre, pues este año ha hecho 12 erupciones. 

La más impactante de todas las erupciones este año fue la del Calbuco, en Chile, el 24 de abril. La primera explosión causó una columna de humo de unos 17 kilómetros de alto, con la forma similar a un hongo atómico. 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus