•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El trabajo conjunto de las instituciones policiales de Centroamérica, México, el Caribe y Colombia permitió que entre septiembre de 2014 y septiembre de 2015 se arrestaran a más de 10,000 personas involucradas en delitos, se rescatara a casi 500 víctimas de la trata de personas y se desarticulara 87 estructuras del crimen internacional.

“Tenemos 468 personas rescatadas de la trata de personas”, informó la jefa de la Policía Nacional, primera comisionada Aminta Granera, al brindar el Informe de Gestión 2014-2015 de la Comisión de Jefes y Jefas, Directores y Directoras de Policías de Centroamérica, México, el Caribe y Colombia.

Precisó que son 10,257 las personas arrestadas por estar involucradas en diferentes delitos entre septiembre del 2014 y septiembre del 2015. Granera dio estas declaraciones durante la inauguración en Managua de la XXI Reunión Ordinaria del Organismo, en la que además ella fue reelecta como presidenta.POLICÍAS DEL ÁREA BUSCAN POLÍTICAS COMUNES.

Golpe a crimen organizado

La jefa policial agregó que los países del Sistema de la Integración Centroamericana (SICA), México, el Caribe y Colombia desarticularon 609 estructuras delictivas que trabajaban de manera local en un solo país, y 87 que se dedicaban al crimen internacional.

También se decomisaron 16,111 armas de fuego, 15 millones de dólares, 24.5 toneladas de cocaína, 3.5 toneladas de marihuana, 3,264 vehículos robados que luego fueron devueltos a sus dueños y 339 bienes inmuebles que eran ocupados por narcotraficantes, según el informe policial.

  • “Integración policial para la seguridad ciudadana regional” fue el lema de la XXI Reunión de la Comisión de Jefes y Jefas, Directores y Directoras de Policías de Centroamérica, México, el Caribe y Colombia.

El crimen organizado y sus diferentes expresiones, principalmente el tráfico de drogas y la trata de personas, se mantienen como amenazas latentes para Centroamérica debido a su estratégica posición geográfica, indicó Granera, por lo que destacó lo importante de trabajar en conjunto para combatirlas.

“La región centroamericana tiene, por su ubicación geográfica, al sur a los mayores productores de cocaína y al norte a los mayores consumidores. Es una zona de tránsito, por lo que el crimen organizado transnacional se mantiene como una amenaza permanente y es un imperativo unir las fuerzas policiales”, precisó.  

Más allá

Aparte de ser un reto compartido, el crimen organizado representa un obstáculo para el desarrollo de la región, opinó por su parte el coordinador operativo de la Dirección de Seguridad Democrática del Sistema de la Integración Centroamericana (SICA), Juan Pablo Obando, quien apuntó que en muchos casos la represión policial y penal solo ha incidido en aumentar la criminalidad.

El crimen organizado transnacional nos obliga a unir esfuerzos y a trabajar juntos”. Primera comisionada Aminta Granera, jefa de la Policía Nacional.

Por ello, dijo, los países deben preocuparse por atender las demandas y necesidades de los jóvenes e incrementar sus oportunidades de desarrollo humano, aunque también mencionó la prevención de la violencia de género a nivel privado y público y la protección de los derechos de las víctimas como formas de garantizar la seguridad.

Gerald Campos, subdirector general de la Policía Judicial de Costa Rica, apuntó que ha habido una buena coordinación entre las instituciones policiales de cada país y que los delitos que más enfrentan en conjunto son la trata de personas, el robo de vehículos, así como el tráfico de drogas y de armas.

“Hemos podido determinar que la delincuencia hoy en día no tiene fronteras. Es importante este tipo de organizaciones para que podamos entablar todas las coordinaciones necesarias y poder investigar de una manera más efectiva y llevar a todas estas personas responsables de los delitos a las autoridades correspondientes”, afirmó Campos.

Buena coordinación

Avance significativo • La jefa de la Policía Nacional, primera comisionada Aminta Granera, refirió que el trabajo operativo que realizan en conjunto con sus pares de la región no solo se ha venido enriqueciendo cuantitativamente, sino también de forma cualitativa.

“Anteriormente lo que hacíamos era definir períodos y elegir una tipicidad delictiva, por ejemplo el robo de vehículos. (Entonces) todos los países trabajaban en recuperar vehículos robados; sin embargo, desde hace dos años hemos dado un salto cualitativo importante que ha sido el trabajo previo de inteligencia”, expresó.

Granera aseguró que ello es lo que les ha permitido identificar y desarticular estructuras del crimen organizado que tienen expresión en los diferentes países de la región.

El coordinador operativo de la Dirección de Seguridad Democrática del Sistema de la Integración Centroamericana (SICA), Juan Pablo Obando, aseguró que el modelo policial que implementa Nicaragua es un referente para la región, especialmente “la vinculación que la policía tiene con la comunidad y la confianza que la comunidad tiene en la policía”.

“Debemos cuidar como un enorme tesoro en Nicaragua esa expresión de confianza, porque en el Triángulo del Norte (Guatemala, Honduras y El Salvador) tenemos que hacer esfuerzos enormes para alcanzar o disminuir los niveles de violencia que se presentan”, consideró.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus